diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 13 / 20 || Mañana 12 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Torres Baena cuadraba los encuentros sexuales

caso kárate

Torres Baena cuadraba los encuentros sexuales

20.09.12 - 18:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Torres Baena cuadraba los encuentros sexuales
El principal imputado del 'caso Kárate', Fernando Torres Baena, y su esposa en un momento del juicio. / Efe
Una testigo rescatada por la acusación particular en el 'Caso Kárate', después de que renunciaran a ella tres abogados de la defensa que la habían propuesto, ha dicho hoy que el principal acusado, Fernando Torres Baena, fijaba por escrito en "cuadrantes" las parejas sexuales que debían formar los alumnos.
Así lo ha asegurado esta testigo, identificada con el número 71, que llegó a ser monitora en el gimnasio de Torres Baena, donde comenzó a entrenar como alumna a los quince años, edad en la que tuvo la primera relación sexual con su "maestro". En ese gimnasio fue también donde conoció a otro de los acusados en la causa, el también monitor Juan Luis Benítez, del que fue novia "del gimnasio para afuera", entre los quince y los 18 años, pero no pareja exclusiva de él, quien le contaba "con quién más se acostaba".
Torres Baena no aprobaba que esta testigo fuera novia de Benítez, una pretensión que consideraba "egoísta" por su parte, de ahí que le instara a "compartir las relaciones" sexuales, según ha dicho hoy en la vista oral del juicio. La testigo 71 ha reconocido ante el tribunal de la sección sexta de la Audiencia de Las Palmas que ella formaba parte del grupo de "elegidos" de Torres Baena, quien les decía que el sexo era algo tan "normal como ir al cine o cualquier otra cosa que se hacía con amigos".
Formaba las parejas sexuales
Así, ha afirmado que el principal acusado en este caso "distribuía por escrito y en cuadrantes" las parejas sexuales que debían formarse entre alumnos y entre ellos y monitores de su gimnasio, como las otras dos acusadas, María José González e Ivonne González, a la que la Audiencia revocó el pasado jueves la prisión preventiva que pesaba sobre ella desde 2010. "Él decía en qué habitación tocaba y quién iba primero y quién iba después", ha asegurado la testigo al referirse a las prácticas sexuales que tenían lugar en el chalé de Torres Baena situado en la Playa de Vargas, en el sureste de Gran Canaria.
Preguntada por la defensa del principal acusado por el consentimiento que dio a las prácticas sexuales que realizó desde los 15 años con Torres Baena, las otras dos acusadas y otros compañeros del gimnasio, la testigo ha manifestado que para los alumnos "Fernando era la hostia, un ídolo, y todo lo que decía iba a misa", de ahí que creyeran que el sexo "era por su bien", como les hacía ver el karateca. Por eso, esta testigo no creyó nunca que Torres Baena se "aprovechara" de sus alumnos cuando les indicaba las parejas o tríos sexuales que debían formar, sino que estaba convencida de que "se trataba de amor".
Tal era así, que, entre sollozos, ha afirmado hoy que ni siquiera se planteó impedir que su hermano menor comenzara a ir al gimnasio de Torres Baena, lo que ocurrió cuando ella dejó de acudir al chalé de Vargas, donde tenían lugar las prácticas sexuales, y que también fuera alumno el testigo 22, un sobrino suyo que por entonces tenía unos siete años. Esta testigo ha destacado que Torres Baena le confesó un día que "se iría a África" y montaría allí un gimnasio como el que regentaba en la capital grancanaria si algún día "se conocía" lo que allí ocurría "porque nadie le iba a entender".
En Tuenti
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.