Domingo, 29 de julio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

ARRASATE-MONDRAGON
El ecologismo sobre ruedas
Mondragon Unibertsitatea lidera un proyecto de reducción del impacto ambiental La iniciativa pretende fabricar coches con composites de carbono de bajo coste
El ecologismo sobre ruedas
Cada vez hay más coches, mientras la capa de ozono sufre las consecuencias.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

ARRASATE. DV. El planeta Tierra necesita un respiro. Donde hacía frío, ahora hace calor, donde hacía calor, ahora es un desierto. Los polos se derriten. El cambio climático es un hecho.

Según el informe del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas presentado el pasado mes de febrero, las emisiones de dióxido de carbono y el calentamiento global que ello conlleva, han aumentado durante los años 1995-2005 por culpa de la actividad humana.

Para solucionar este problema, la Comisión Europea ha propuesto una reducción obligatoria de las emisiones de dióxido de carbono de los automóviles hasta una media de 120gr/km que será vigente a partir del año 2012.

Por esta razón, la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea lidera un proyecto científico-tecnológico singular y de carácter estratégico que ayudará a frenar el cambio climático. La investigación cuenta con un presupuesto de 11,5 millones de euros y se prolongará durante cuatro años. En él participan 17 entidades entre universidades, centros tecnológicos y empresas del Estado.

El objetivo de este proyecto es la reducción del impacto ambiental de los automóviles a través de su aligeramiento estructural, basado en composites de carbono de bajo coste.

Procedimiento

Se calcula que al reducir en un 10% la masa del automóvil disminuye un 7% el consumo del combustible, por lo tanto la solución a la emisión de gases tóxicos a la atmósfera por los vehículos sería el aligeramiento. El proyecto Automotive Lightweighting Materials ha determinado que usando aceros avanzados de alta resistencia y optimizando sus procesos de fabricación, se reduciría entre un 15% y un 25% de masa, mientras que con composites de fibra de carbono, el porcentaje sería mayor, entre 25% y 70%.

Siguiendo los resultados de este estudio, Mondragon Unibertsitatea se ha metido de lleno en varios subproyectos complementarios que abarcan todo el ciclo de vida del automóvil. Pretenden obtener fibras de carbono de bajo coste, polímeros reforzados con nanopartículas y materiales inteligentes que mejorarán notablemente las prestaciones mecánicas de los materiales composites y que reducirán en un 50% los costes comparando con los procesos de fabricación actuales.

Además, también se pondrán a punto los conceptos estructurales y las herramientas de simulación para mejorar el peso de la estructura, la seguridad ante impactos y la fatiga, así como el confort vibro acústico. Analizarán las diferentes soluciones de engranaje y desengranaje, y reciclaje de la estructura una vez el vehículo haya llegado a su fin de vida. Después, desarrollarán los prototipos a partir de unas especificaciones técnicas y económicas, validando los materiales, procesos y diseños.

Si este proyecto de la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea sigue adelante y tiene éxito, se podría dar un pequeño respiro a la Tierra, para ver si así, se libraría de la capa de ozono rota que le esta haciendo sudar y agonizar, matándola poco a poco.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS