Lunes, 11 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Politica
Uriarte critica que una minoría violenta «condicione» las instituciones
El obispo de San Sebastián pide a ETA que revoque el fin del alto el fuego
Uriarte critica que una minoría violenta «condicione» las instituciones
El obispo Uriarte, ayer en el Buen Pastor. [JOSE MARI LÓPEZ]
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

SAN SEBASTIÁN. DV. La homilía del obispo de San Sebastián con motivo del Corpus Christi estuvo centrada en el fin de la tregua. Juan María Uriarte pidió a ETA que revoque su decisión y calificó de «inconcebible» que «una porción muy reducida de ciudadanos pretenda imponer a toda la sociedad» su proyecto político y «pueda incluso acabar condicionando la estabilidad del funcionamiento de las instituciones del Estado».

Durante la misa en la catedral del Buen Pastor, el prelado donostiarra reclamó a ETA que «anuncie el cese definitivo de su violencia». Monseñor Uriarte ya había realizado una petición similar el pasado martes, día del anuncio de la ruptura del alto el fuego, en una nota conjunta con los obispos de Bilbao, Ricardo Blázquez, y Vitoria, Miguel Asurmendi. En la homilía de ayer, en euskera y castellano, añadió que «la sociedad tiene derecho a defenderse» y «es obligación de las autoridades procurar dicha defensa, siempre dentro del respeto a los derechos humanos», que «son inalienables incluso para los mayores malhechores» y «nadie puede nunca violarlos».

El obispo de San Sebastián advirtió a ETA de que «resistirse a esta demanda equivale a incumplir la voluntad expresa del pueblo al que dice defender», lo que es «un gesto totalitario». Tras calificar de «rotundo fracaso» que el camino hacia la paz haya «quedado bloqueado», produciendo «frustración y dolor general», recalcó que «no existe motivo alguno que justifique moralmente el retorno de ETA» a su actividad.

La vuelta a los atentado reabre, a juicio de Monseñor Uriarte, «las heridas aún no cerradas de las víctimas», causa «miedo en los múltiples grupos de amenazados, prolonga indefinidamente la zozobra de las familias cuyos miembros están enrolados o presos» y origina «una sufriente pesadumbre» en el pueblo en general.

«Seguir adelante»

Pese a esta situación, el prelado donostiarra aseguró que la Iglesia vasca continuará «alimentando» en el pueblo «la esperanza que sostiene el ánimo y la energía para procurar la paz». Uriarte agregó que continuará sosteniendo que «quienes ponen en peligro el camino hacia la paz y minan la esperanza, contraen ante la sociedad, ante la historia y ante Dios una gravísima responsabilidad».

El obispo de San Sebastián concluyó su homilía anunciando que trabajará «esforzadamente» por la paz y pidiendo a Cristo que asista tanto a los ciudadanos, como a los responsables políticos y a «los ejecutores y partidarios de la violencia», con el fin de que «paso a paso logremos la paz entre todos y para todos». Por otra parte, Monseñor Uriarte destacó un año más la celebración del Corpus Christi en el Buen Pastor como un día para «celebrar de forma especial la Eucaristía» y «desplegar toda su riqueza».

jordisainz@diariovasco.com

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS