Viernes, 23 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Cultura
El museo Oteiza publica la edición crítica y traducida al euskera del 'Quousque Tandem'
Incorpora notas del autor y un análisis de las otras cuatro ediciones
El museo Oteiza publica la edición crítica y traducida al euskera del 'Quousque Tandem'
Amador Vega. [JORGE NAGORE]
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
EDICIÓN CRÍTICA
Edición crítica de la obra de Jorge Oteiza 2. Quousque Tandem...!

Edita la Fundación Museo Jorge Oteiza.

Colabora: Fundación CAN

Primera edición en marzo de 2007.

Edición a cargo de Amador Vega.

Traducción a euskara a cargo de Pello Zabaleta Kortaberria.

Notas a la edición a cargo de Jon Echeverria Plazaola.

Esta edición recoge en su interior el facsímil de la 5º edición de Quousque Tandem...! Ensayo de la interpretación estética del alma vasca, publicada por Pamiela en 1993 (con reimpresión en 1994).

741 páginas. 40 euros. 1.500 ejemplares

Publicidad

ALZUZA. DV. La fundación museo Jorge Oteiza de Alzuza presentó ayer la edición crítica y traducida al euskera de Quousque Tandem...! Ensayo de la interpretación estética del alma vasca (1963), la obra escrita más representativa y conocida del creador guipuzcoano. El trabajo, dirigido por el filósofo catalán Amador Vega, incluye las anotaciones del propio autor recogidas por Jon Echeverria Plazaola (Alegia, Gipuzkoa, 1997) y la traducción de Pello Zabaleta Kortaberria. En el trabajo se intenta revisar y mostrar la vigencia, más de cuarenta años después, de las ideas sobre el arte, la estética, la antropología y la religión que plasmó el propio Oteiza cuando en 1959 decidió abandonar la experimentación escultórica.

El Quousque Tandem de Oteiza es definido como un conjunto de ensayos y artículos de diversa procedencia en los que expuso los principios y las ideas que conforman una estética propia y propone un análisis comparado entre los lenguajes y expresiones culturales que se suceden en el proceso de conformación de una cultura. Oteiza empleó un modo de escritura «más plástico, incluso escultórico que teórico», que ayer fue comparado con un «libro escultura» o «gran colage» que resume el ideario del autor.

Amador Vega, director de la edición crítica y profesor de filosofía de la religión y la estética en la Pompeu Fabra, lo describió también como «una inmensa autobiografía» del artista y su «intento por conocer el drama de la existencia de alguien que se queda sin material en las manos y que lo convierte en su gran potencial». Lo relacionó con los grandes pensadores alemanes y con los místicos. En la introducción a esta obra explica también los elementos que él denomina «la estética negativa de Oteiza».

En la presentación llevada a cabo ayer en el museo valoró la inclusión de notas a pie de página hechas por el propio Oteiza y que habían permanecido inéditas hasta ahora. De la recopilación se encargó Jon Echeverria, licenciado en Bellas Artes y Filosofía, al que Vega dirige en una tesis sobre Jorge Oteiza. Se trata de notas ilustrativas y documentales que lo sitúan en su época y en su archivo; también recoge las referencias que fue haciendo a esta obra el propio autor.

La edición, número dos de la colección que edita la fundación que gestiona el legado de Oteiza al pueblo navarro, traduce por primera vez al euskera una obra que ha sido definida como referente para el arte y los artistas vascos. Amador Vega valoró que con este paso, «se permite situar la obra en su cultura». De hecho, en Quousque Tandem Oteiza expone sobre el origen prehistórico del alma vasca y su pervivencia en diferentes expresiones culturales, lo que causó impacto en la sociedad de su tiempo y se consideró esencial para reflexionar sobre los orígenes de la cultura vasca y sus diversas expresiones.

Repercusión en el arte

Pedro Manterola, director de la Fundación Oteiza, destacó la importancia de esta obra y su repercusión, aunque puso en evidencia el hecho de que se trata de un «trabajo del que se habla mucho sin haber leído o habiéndolo hecho de modo parcial». Reconoció, en cualquier caso, que no era una obra fácil de leer ya que obedecía a los impulsos «y momentos tremendos y oscuros» de un Oteiza que había abandonado la creación escultórica. «La influencia en la sensibilidad del país es dudosa pero también es cierto que por su naturaleza se dirigía a personas y situaciones que no son muy frecuentes».

La fundación está preparando un tercer libro con textos que resumen el pensamiento estético del escultor.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS