Martes, 16 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Politica
Rajoy niega su apoyo al Gobierno y le pide «pruebas» de que quiere derrotar a ETA
El presidente del PP asegura que respaldar la política antiterrorista de Rodríguez Zapatero es un «suicidio» Anuncia que su partido acudirá a la comisión del pacto
Rajoy niega su apoyo al Gobierno y le pide «pruebas» de que quiere derrotar a ETA
El presidente del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención en el debate parlamentario del Congreso. [JUANJO MARTÍN / EFE]
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
LAS FRASES

LOS ERRORES DE ZAPATERO, SEGÚN EL PP
1: «Imprudencia y ligereza por no prever que su aventura podía salir mal y costar vidas».

2: «Pensar que el terrorismo se resuelve mediante la negociación cuando se ha demostrado en todo el mundo que se le derrota o se le sufre».

3: Renunciar a la desaparición de ETA, porque «no vale con pedir el cese de la violencia».

4: «Jactancia por imaginar que ahora las cosas funcionarán mejor porque es usted quien gobierna».

5: «Olvidar que no tiene en las manos lo que ETA reclama y por tanto no se lo puede dar. Está tocando el violón mientras cabalga sobre un tigre».

6: «Frivolidad al pensar que no se pierde nada por probar cosas nuevas».

7: Su actitud ante las víctimas: «En ese plan que usted y ETA llaman proceso de paz es imprescindible que se callen las víctimas».

Publicidad

MADRID. El líder de la oposición negó el apoyo de su partido al presidente del Gobierno para su política antiterrorista porque desconfía de sus intenciones y sospecha que sus palabras esconden el inconfesable propósito de continuar el diálogo con ETA en un futuro inmediato. Mariano Rajoy puso precio al consenso y exigió de José Luis Rodríguez Zapatero «pruebas inequívocas» de que rectifica y vuelve al Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo que el PP considera roto.

«Tiene que hacer gestos que permitan confiar en usted», le pidió el presidente del PP al jefe del Ejecutivo tras cuestionar la fiabilidad de su palabra y reclamar una rectificación en toda regla de la política antiterrorista. «Mientras no demuestre esa voluntad inequívoca, no me pida que le tome en serio», le dijo.

Rajoy aportó ideas para que el Gobierno le convenza de que persigue a los terroristas en lugar de plantearse un nuevo diálogo, y mencionó la derogación de la resolución que dio cobertura al proceso de paz, que la Fiscalía acuse y fuerce la apertura del juicio en el caso Egunkaria, que coloque a Batasuna en la ilegalidad real, impida que se presente a las elecciones y que defienda su ilegalidad ante el Tribunal de Estrasburgo. Además, el líder del PP instó a Rodríguez Zapatero a declarar rotundamente - «sin tergiversar las palabras»- que ha roto de manera «definitiva» su relación con los terroristas, que ETA no recibirá nunca concesiones políticas y que no tiene más salida que dejar las armas.

«Haga esto y podré confiar en su voluntad de rectificar errores», explicó el líder popular, que rechazó participar en una «unidad ficticia y engañosa y esperar, sin hacer nada, su próximo fracaso». Como respuesta a la oferta de pacto que hizo el presidente, le pidió que no utilice al PP «como coartada» y le dijo que «si quiere pactar conmigo tendrá que ser en el marco del pacto antiterrorista». No obstante, anunció que acudirá a la reunión de la comisión de seguimiento del pacto anunciada por el jefe del Ejecutivo.

Rajoy, en su réplica, dijo al presidente que apoyar al Ejecutivo en su política antiterrorista es un «suicidio», ya que «si usted no cumple sus compromisos, le pondrán bombas, y si no se las ponen, es que ha cedido».

El recelo y el escepticismo dominó el discurso del líder de la oposición sin que las declaraciones del presidente en el debate le persuadieran de que Rodríguez Zapatero cambiará su estrategia y se dedicará a la lucha policial y judicial contra la organización con toda firmeza. Por el contrario, Rajoy aseguró que, lejos de arrepentirse de su trayectoria, el jefe del Ejecutivo «parece dispuesto a continuar obcecadamente en la misma senda».

Responsable del fracaso

Tampoco le sirvió de gran cosa a Rajoy el público reconocimiento que hizo Zapatero de su error cuando pronosticó mejoras en la lucha contra el terrorismo 24 horas antes de que estallara la bomba de Barajas. «Debía haberlo hecho antes», fue el comentario del dirigente popular, que le sirvió para introducir una parte importante de su relato, dedicada a desgranar los siete errores que atribuye al presidente desde que, en mayo de 2005, impulsó sin el PP la polémica resolución parlamentaria que habilitó el diálogo con la organización terrorista.

«Ese día usted rompió formalmente el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo», afirmó, y le endosó toda la responsabilidad del «fracaso» en que desembocó el intento de diálogo con los terroristas. «A usted le ha tomado el pelo un rebaño de asesinos, enemigos de los españoles, y el único responsable es usted que lo tolera», le dijo. «Le han ganado esta batalla», aseguró el líder de la oposición. «ETA está más fuerte que hace un año», añadió.

Aseguró Rajoy que el presidente «se equivocó en todo» por imprudencia al no haber previsto que podría salir mal el proceso, «por pensar que se acaba con el terrorismo mediante el diálogo, por renunciar a la desaparición de ETA sin decirlo claramente, por jactancia al imaginar que las cosas irían mejor porque él gobierna y por embarcarse en el proceso cuando no está en sus manos lo que la organización exige».

Rajoy concluyó su discurso inicial con una advertencia de que la unidad del Gobierno y el PP es la más importante e imprescindible. «Si las cosas se ponen feas, lo cual no es imposible, cuando se apaguen las luces de la fiesta y haya que apretar los dientes, el único que estará a su lado seré yo», pronosticó Rajoy. COLPISA

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo

Canales RSS