El PNV vota a favor del techo de gasto y vuelve a dar estabilidad al Gobierno

Cristóbal Montoro conversa con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban en el Congreso
Cristóbal Montoro conversa con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban en el Congreso / EFE

Esteban advierte que el apoyo es «momentáneo» porque aún habrá que negociar los Presupuestos de 2018

M. VILLAMERIEL / N.VEGASan Sebastián / Madrid

El PNV se mantiene en la mesa de juego. Después de deshojar la margarita sobre su apoyo al techo de gasto del Estado hasta el mismo del día del debate en el Congreso, el grupo jeltzale finalmente ha votado a favor y ha evitado que la propuesta fuera devuelta al Gobierno. De esta forma, el partido que dirige Andoni Ortuzar vuelve a ofrecer estabilidad al Ejecutivo de Rajoy tras su respaldo a los Presupuestos de 2017, pero al mismo tiempo se reserva una posición de fuerza de cara a la negociación de las cuentas del año que viene, que se abrirá después del verano. El PNV ha advertido, eso sí, que se trata de una «estabilidad momentánea» porque la verdadera negociación llegará con los Presupuestos. Y ahí las reivindicaciones serán económicas, pero también políticas.

El PNV ha desvelado por la mañana, pocas horas antes de que se iniciara el pleno, que votaría a favor del techo de gasto, con lo que ha terminado por decantar la balanza a favor del Gobierno, que ha conseguido reeditar el acuerdo que le permitió salvar ‘in extremis’ las cuentas de este año. El ‘sí’ de Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, Foro Asturias y UPN, más la abstención de Nueva Canarias, ha permitido alcanzar la cifra de 175 diputados que necesitaba Rajoy para aprobar el techo de gasto.

El grupo jeltzale ha comunicado a primera hora de la mañana a través de una nota que votaría a favor de esta herramienta, imprescindible para elaborar los próximos Presupuestos, «por coherencia y responsabilidad, y porque es positivo para Euskadi». Según el PNV, «la consolidación de la bilateralidad, a través de las reuniones entre los gobiernos vasco y español», y el acuerdo en relación al Cupo alcanzado por ambos ejecutivos han sido un «factor importante» para dar el ‘sí’. Los nacionalistas también han mostrado su confianza en que el incremento del 0,1% en el objetivo de déficit acordado con las comunidades autónomas se traslade también a Euskadi. En cualquier caso, han avisado de que la decisión de votar a favor del techo de gasto «está absolutamente desvinculada» de los próximos Presupuestos, que «ni siquiera se conocen aún».

Horas después, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha restado «relevancia» a este respaldo al techo de gasto y ha recordado que la negociación importante llegará cuando el Gobierno elabore los Presupuestos de 2018. Esteban ha reconocido que el ‘sí’ del PNV otorga una estabilidad al Gobierno del PP, aunque ha apuntado que «es una estabilidad momentánea, hasta que discutamos los Presupuestos». En cualquier caso, ha señalado que su partido ha priorizado la estabilidad política a la posibilidad de unas nuevas elecciones. «Digamos que en algunos momentos importantes hemos decidido priorizar la estabilidad y no el caos», ha argumentado Esteban en el debate.

El Gobierno Vasco, a través de su portavoz, Josu Erkoreka, ha valorado ayer la «estabilidad institucional» que supone la aprobación del techo de gasto en el Estado, ya que esta herramienta afecta también a la elaboración de los presupuestos de las instituciones autonómicas.

Objetivos cumplidos

Salvadas las cuentas de 2017 y superado el trámite parlamentario del techo de gasto, el Gobierno da por cumplidos sus propósitos de este periodo de sesiones en el Congreso. Pese a gobernar con una minoría de 137 diputados, en la Moncloa celebran haber podido cerrar el curso político con las bases sentadas para la elaboración de los Presupuestos de 2018 y un bloque de apoyos que parece consolidado al menos para apuntalar el grueso de la legislatura, que es la obsesión de Mariano Rajoy. «La estabilidad cotiza en bolsa», ha suscrito la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

Fijado el techo de gasto, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha agradecido la colaboración de quienes se han revelado socios recurrentes del Ejecutivo. «Estos pactos son el exponente de un Gobierno que dialoga –ensalzó Montoro–, un Gobierno que se ha vuelto a dirigir a todos los grupos para tratar de llegar a acuerdos cada vez más amplios».

Montoro también ha lamentado que la nueva dirección del PSOE no haya seguido la dinámica de la anterior gestora, que apoyó el último techo de gasto. Los socialistas, sin embargo, han fundamentado su rechazo en que esta vez la vía elegida para realizar el ajuste sea el gasto social y han recordado que el ministro de Hacienda está reprobado por el Congreso.

Fotos

Vídeos