El PP vasco no se ve urgido por los ritmos de Madrid para elegir a sus candidatos a las municipales

Abordarán el debate de los nombres para las elecciones de 2019 después de verano «sin temor» a que Ciudadanos les coma el terreno

AINHOA MUÑOZ SAN SEBASTIÁN.

Todavía queda año y medio para la celebración de las elecciones municipales y forales de 2019, pero el PP ya ha puesto toda su maquinaria en marcha para designar algunos de sus candidatos a ocupar las principales alcaldías de las Comunidades Autónomas. Sin embargo, los populares vascos no se sienten urgidos por los ritmos marcados desde Madrid, y abordarán el debate de los nombres una vez haya transcurrido el verano.

La victoria de Ciudadanos en los comicios catalanes, y el retroceso sufrido en el PP -se han quedado tan solo con cuatro escaños en el Parlament-, ha provocado que los populares pisen el acelerador y se preparan cuanto antes para la cita electoral de 2019. El objetivo: tratar de frenar el temido ascenso del partido liderado por Albert Rivera.

Una hipotética situación que, sin embargo, no preocupa al PP de Alfonso Alonso. «Su nula implantación en Euskadi, su incapacidad para tener un candidato y su posición en contra del Concierto Económico vasco no les favorece», aseguran fuentes del PP vasco en referencia al partido naranja.

Precisamente fue ayer cuando los populares vascos trataron el asunto de sus candidatos, y llegaron a la conclusión de que en Euskadi no es necesario activar con urgencia la elección de sus aspirantes. Aun así, son conscientes de que se trata de un debate que está candente en el resto del Estado, por lo que a partir del próximo mes de agosto esperan contar con los principales nombres que aspirarán a ocupar las alcaldías y las tres diputaciones forales. De momento, insisten las mismas fuentes, «está todo abierto».

La prueba del algodón

En junio del año pasado, el PP vasco se ocupó de renovar todas sus estructuras internas con la designación de los nuevos líderes territoriales. Y los próximos comicios calibrarán hasta qué punto han sido efectivos esos cambios. Será, sin duda, la prueba del algodón.

Borja Sémper, Raquel González e Iñaki Oyarzábal -los líderes del PP en Gipuzkoa, Bizkaia y Álava, respectivamente- se marcaron el reto de recuperar y reconstruir el espacio institucional perdido en Euskadi, además de consolidar los escenarios en los que hoy tienen representación. Por eso, los tres dirigentes de la formación hicieron de su núcleo duro un equipo renovado dispuesto a revitalizar el proyecto del partido y con el objetivo de llegar a la cita electoral de 2019 con un grueso social más fortalecido que respalde su proyecto político. «Nuestro adversario será el PNV», zanjan desde el PP.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos