«Vamos a dar pie a un proceso negociador con el PP sobre los Presupuestos vascos»

«Vamos a dar pie a un proceso negociador con el PP sobre los Presupuestos vascos»

«La política fiscal debe obedecer a unos objetivos, más allá de izquierdas o no izquierdas, que respondan a nuestro tipo de sociedad»

JORGE SAINZVITORIA.

El próximo domingo se cumplirá un año del segundo mandato de Iñigo Urkullu al frente del Gobierno Vasco. Hace un balance positivo, aunque ahora se ha topado con dificultades para aprobar los Presupuestos vascos. El PP se perfila como su única opción para sumar el escaño que le falta y el lehendakari se implicará para lograrlo.

-Estamos en un periodo del calendario clave para los Presupuestos, tanto vascos como estatales. ¿En este segundo caso, el PNV suavizará su veto a negociar con Mariano Rajoy cuando se levante el 155 en Cataluña después de las elecciones?

-Desconozco lo que vaya a hacer el PNV. Yo estoy con los Presupuestos de la Comunidad Autónoma del País Vasco y en intentar, con todo el equipo de gobierno, conseguir un acuerdo.

-Hablemos de ello. Tras la primera ronda negociadora, EH Bildu queda descartada al exigirles que rompan con el PSE, y Elkarrekin Podemos lo ve difícil por las diferencias en el modelo social y económico. Queda el PP, que ha ofrecido su apoyo a los Presupuestos vascos a cambio de que PNV y PSE modifiquen su reforma fiscal en lo relativo al Impuesto de Sociedades. ¿Está dispuesto a reconsiderar ese acuerdo fiscal?

-Me sigue resultando curioso que grupos parlamentarios como EH Bildu o Elkarrekin Podemos dicen una cosa en las reuniones y otra luego ante la opinión pública. Por ejemplo, Elkarrekin Podemos en la reunión mostró una disposición a debatir sobre determinadas partidas presupuestarias, posición luego enmendada en manifestaciones públicas de otros dirigentes. En relación al PP, si se plantea la fiscalidad como condicionante, hay que decir que es competencia de las Juntas Generales de los territorios históricos y las diputaciones, aunque tiene una incidencia en el Gobierno Vasco por el destino y la cuantía de la recaudación. Por ello, no soy ajeno a la necesidad de alcanzar un acuerdo, no solo por los Presupuestos autonómicos sino por la propia reforma fiscal en sí y su incidencia en los objetivos de reactivación económica, generación de empleo y sostenibilidad de las políticas públicas y sociales. Por ello, como afectado, sí estoy muy interesado en alcanzar un acuerdo.

«De momento, descarto el escenario de una prórroga presupuestaria»

-Para encontrarse con el PP, parece que deberán ustedes reconsiderar su pacto fiscal.

-Más que reconsiderarlo creo que estamos en tiempo y a tiempo de trabajar en un acuerdo y poder hablar sobre lo que puede suponer sobre fiscalidad, teniendo en cuenta la capacidad de las empresas para generar riqueza y empleo, y conciliarlo con la sostenibilidad de las políticas sociales y los compromisos presupuestarios del Gobierno Vasco, incluso hasta 2020, con el objetivo también del déficit cero.

-Pero algo va a tener que cambiar para que se sume el PP vasco.

-Estando en tiempo y a tiempo, vamos a dar pie a que haya un proceso de diálogo y negociación.

-¿Puede ser un escollo el hecho de que el PSE quiera marcar un perfil de izquierdas a la hora de fijar el tipo nominal a las empresas?

-Es un error pensar que una política fiscal tiene perfil de izquierdas si solo identificamos eso con la progresividad en el IRPF o el tipo nominal del Impuesto de Sociedades. La política fiscal tiene que obedecer a unos objetivos, más allá de izquierdas o no izquierdas, que respondan a una sociedad con un modelo determinado de bienestar social, de desarrollo sostenible o los condicionantes del peso de cada sector que conforma el PIB. Haremos mal en elevarlo a categorías de izquierdas, o no, si no atendemos a qué tipo de sociedad es el que tenemos.

«Desconozco lo que vaya a hacer el PNV con los Presupuestos del Estado»

-¿El escenario de una prórroga presupuestaria lo contempla como posible?

-De momento, lo tengo descartado. Trabajo para alcanzar un acuerdo.

-Dentro de una semana se cumplirá un año de su segunda legislatura al frente del Gobierno Vasco, esta vez en coalición con el PSE-EE. ¿Qué balance hace?

-Sin autocomplacencias, el balance es positivo en el grado de cumplimiento de nuestro programa. El 95% de los compromisos adquiridos está ya en marcha, con un gobierno de coalición empastado y con 15 planes estratégicos aprobados para finales de este primer año de mandato. Los retos siguen siendo la reactivación económica y el empleo de calidad, pese a la positiva evolución, y la política social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos