Urkullu envía a Rajoy el acuerdo del Parlamento que da seis meses al Gobierno para un plan de transferencias

Urkullu envía a Rajoy el acuerdo del Parlamento que da seis meses al Gobierno para un plan de transferencias

El Ejecutivo vasco fuerza además la convocatoria de una Comisión Mixta de Transferencias en dos meses para completar el traspaso de dos líneas ferroviarias

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El Gobierno Vasco ha decidido pasar a la acción ante el bloqueo que las transferencias pendientes venían sufriendo en los últimos meses. El lehendakari, Iñigo Urkullu, envió el pasado viernes una comunicación al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para informarle sobre la decisión adoptada el jueves por el Parlamento Vasco en la que se reclamaba al Ejecutivo central un plan para completar el Estatuto de Gernika, que debería presentar en el plazo de seis meses. En ese mismo mensaje, Urkullu trasladó a Rajoy que, además del compromiso del Gobierno de coalición de PNV y PSE para completar las 37 transferencias pendientes, una amplia mayoría de la Cámara vasca también respalda este propósito. Esta no es la única iniciativa que ha adoptado el Ejecutivo vasco para mover el tema de los traspasos pendientes, ya que el Consejo de Gobierno celebrado este martes ha decidido forzar la convocatoria de una Comisión Mixta de Transferencias en el plazo de dos meses al formalizar un requerimiento al Gobierno central para que transfiera dos líneas ferroviarias que en 2016 el Tribunal Constitucional ya declaró como de competencia vasca. Este lunes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, comunicó al Gobierno Vasco su intención de llevar a cabo la transferencia de ambas líneas ferroviarias.

Ambas medidas han sido anunciadas por el portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobienro. Erkoreka ha explicado que ayer lunes habló por teléfono con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y que ésta le trasladó «su voluntad» de llegar a un acuerdo sobre el traspaso de las dos líneas ferroviarias en disputa competencial (que suponen solo una parte de las once que el Gobierno Vasco reclama a Adif), aunque el Consejo de Gobierno ha optado por formalizar el requerimiento para dotar de «garantías jurídicas» al proceso. Ahora el Gobierno central dispone de un plazo legal de dos meses para convocar la Comisión Mixta si quiere evitar un recurso contencioso-administrativo.

Erkoreka también ha informado de que el pasado viernes el lehendakari comunicó por escrito a Rajoy la decisión adoptada el jueves por el Parlamento Vasco acerca del cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika. Le recordó que existen 37 competencias pendientes de transferir a Euskadi, entre ellas las que considera prioritarias, como la del régimen económico de Seguridad Social y la de Prisiones, y además le remitió el acuerdo adoptado en el Parlamento Vasco por el que la Cámara insta al Ejecutivo central a presentar, en un plazo de seis meses, un calendario de trabajo para cumplir de forma «íntegra» el Estatuto de Gernika. Este acuerdo fue respaldado por PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, mientras que el PSE se abstuvo y el PP votó en contra. Por el momento, Urkullu no ha recibido respuesta de Rajoy.

Respecto a las líneas ferroviarias en disputa, se trata de las de Basurto Hospital-Ariz e Irauregi-Lutxana-Barakaldo, dos de las once que reclama el Gobierno Vasco y cuya competencia fue reconocida por el Tribunal Constitucional en una sentencia de 2016. Erkoreka ha precisado que Sáenz de Santamaría le comunicó el lunes su intención de transferir las dos líneas ferroviarias. No obstante, por «seguridad jurídica» el Ejecutivo vasco ha decidido formalizar este martes en el Consejo de Gobierno un requerimiento para que se convoque la Comisión Mixta de Transferencias y se aborde el traspaso de ambas líneas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos