Urkullu reclama a la UE una «vía clara y legal» para los pueblos que piden más soberanía

Iñigo Urkullu durante una conferencia ofrecida en Quebec/Twitter
Iñigo Urkullu durante una conferencia ofrecida en Quebec / Twitter

El lehendakari reivindica en Quebec el modelo «europeísta» del PNV para reformar el modelo de autogobierno vasco

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIELQuebec Enviado especial

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado hoy a la Unión Europea que impulse una ‘Directiva sobre Claridad’ para permitir que los pueblos que piden mayores cotas de soberanía puedan expresarse democráticamente. En un discurso en la Universidad de Laval, en Quebec, donde ha celebrado una mesa redonda con académicos de esta provincia canadiense, Urkullu ha considerado necesario que la UE promueva una “vía clara y legal” para solucionar conflictos identitarios como el de Cataluña o el futuro encaje del autogobierno vasco.

En su discurso, el lehendakari ha mostrado su “convicción de que, más tarde o más temprano, la Unión Europea deberá abordar esta cuestión y plantear una ‘Directiva sobre Claridad’ que podrá tomar como referencia” el modelo que rige las relaciones entre Quebec y Canadá, donde la Ley de Claridad da cauce legal a un hipotético referéndum de independencia de esta provincia.

Urkullu ha explicado que tiene esa convicción “porque el propio presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha reconocido las dificultades de una Europa con 96 Estados diferenciados”. Lo que, a su juicio, “supone en realidad el reconocimiento de la existencia de 96 realidades nacionales que aspiran a obtener un reconocimiento y un horizonte de claridad en su participación en el proyecto común europeo”.

«Rotunda condena» del atentado de Nueva York

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha expresado su "más rotunda condena" al atentado que ayer "golpeó" en Nueva York a una "población civil, indefensa e inocente". Ha transmitido su "solidaridad, cercanía y afecto" a las familias y allegados de las ocho personas asesinadas ayer tras ser atropelladas por un vehículo conducido por Sayfullo Saipov, un inmigrante uzbeco de 29 años. Ha denunciado este último episodio de "terrorismo internacional de corte religioso" y también ha trasladado su solidaridad a los gobiernos de Estados Unidos, del Estado de Nueva York y a la propia ciudad norteamericana.

El dirigente del PNV ha asegurado que “nuestro ideario y proyecto es netamente europeísta, por eso creemos en la necesidad de una ‘Directiva sobre Claridad’ que permita ofrecer respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cuál debe ser la respuesta democrática de un Estado europeo cuando, en su seno, un pueblo ha expresado de forma reiterada y mayoritaria una voluntad de decidir sobre su estatus de soberanía, cosoberanía o interdependencia?”.

En opinión de Urkullu, “Europa debe ofrecer una respuesta constructiva a esta cuestión. Debe ofrecer una vía clara, legal y democrática, que dé respuesta a esta cuestión de naturaleza política”. En ese sentido, el lehendakari ha dejado claro que su aspiración es “actualizar nuestro autogobierno siempre en el marco de Europa”. Una vía para la que propone “conjugar el principio de legalidad y el principio democrático”, que se concretaría en “poder realizar un referéndum legal y pactado, que permita definir nuestro futuro con libertad”.

Ha explicado que “el modelo de Quebec-Canadá constituye una referencia para nosotros” porque “compartimos cuatro principios fundamentales: diálogo, democracia, legalidad y bilateralidad”. En este punto ha marcado distancias con la vía unilateral emprendida por las instituciones catalanas, ya que se ha mostrado partidario de la “asunción del principio de legalidad”, que supone “el respeto a los procedimientos y las normas, aceptando que debe desarrollarse toda su potencialidad para contribuir a ofrecer soluciones políticas a demandas de naturaleza política”. Por ello, ha abogado por “un referéndum legal y pactado con garantías”.

Antes de llegar a ese hipotético referéndum, Urkullu ha anunciado que “vamos a seguir trabajando por la actualización de nuestro autogobierno en el marco de un acuerdo abierto, participado entre las diferentes fuerzas políticas vascas, pactado con el Estado, ratificado por la sociedad y respetado”. “Expresamos nuestra voluntad de reconocimiento como realidad nacional en el marco de Europa”, ha señalado.

Fotos

Vídeos