El lehendakari ve a Puigdemont «dispuesto a la mediación para abrir una nueva puerta al diálogo»

Urkullu pide a la UE por carta que «intervenga» en el conflicto catalán

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado este miércoles por la noche que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en su mensaje institucional pronunciado unas pocas horas antes, se ha mostrado "dispuesto a la mediación para abrir una nueva puerta al diálogo", y ha animado a intentarlo.

"Puigdemont no ha dicho NO a D. Felipe VI. Le ha dicho que así no. Se ha mostrado dispuesto a la mediación para abrir una nueva puerta al diálogo, sin que haya hecho referencia expresa a la Declaración Unilateral de Independencia. Hay una oportunidad para intentarlo!", ha indicado Urkullu en su perfil de Facebook.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, quiere evitar que el conflicto catalán desemboque en un choque de trenes de imprevisibles consecuencias, por eso envió el martes una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, para propiciar una mediación europea en Cataluña al tratarse de un «problema de proporciones históricas» que «si no se aborda con rigor» puede derivar en «escenarios delicados también para la UE».

En la misiva, Urkullu relata sus gestiones para que «la cordura política e institucional impere y se abran cauces de diálogo político que están cerrados». «En este esfuerzo continuaré aunque el muro oscuro de la incomprensión impere», anuncia Urkullu, que avisa de que este problema «no es solo de Cataluña», sino también de España, un país «significativo para la estabilidad europea y por ende de la Unión».

Por ello, Urkullu defiende que la UE «debe impulsar el desbloqueo» de la situación dada la «incapacidad» de que esto ocurra sin mediación internacional y dado que sus «llamamientos» al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al Rey han sido recibidos con «silencio» o con una respuesta que no ayuda a «la convivencia de realidades nacionales diversas y la evitación de la fractura social».

El lehendakari aboga en su carta por «evitar cortocircuitos innecesarios e interesados que impidan restablecer un diálogo positivo», al tiempo que denuncia que «el sentido de Estado y el fin último de la estabilidad europea no están brillando» por parte los responsables institucionales de España.

El lehendakari, que en la misiva se define como un «europeísta de convicción», reclama un «diálogo sin condiciones y con voluntad de acuerdo», apela a la mediación de Juncker y se pone a su disposición en el proceso.

El envío de la carta ha sido desvelado esta mañana por la eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao, quien ha reclamado que la cuestión catalana forme parte de la agenda del próximo Consejo Europeo.

Intervención en Galdakao

El lehendakari ha tenido una intervención esta mañana en el Banco de Leche del hospital de Galdakao, en la que se ha referido a la situación que vive Cataluña, aunque no ha hecho una referencia expresa a la posible intervención ante la UE. Aunque algunas de sus palabras iban en esa dirección: «Tengo un sentimiento de preocupación porque no hay propuesta de diálogo con voluntad de acuerdo ni mención a puentes para reconducir la situación actual. Hago una apelación a ello y muestro mi compromiso en ello, tal y como también se viene sugiriendo desde las instituciones europeas. Sigo pensando que estamos a tiempo», ha asegurado.

El lehendakari ha vuelto a mostrar su «perplejidad y decepción» por el discurso que el Rey protagonizó anoche y ha lamentado que «el cumplimiento de la legalidad y el respeto al ordenamiento jurídico no esté complementado con el realismo del reconocimiento de la existencia de aspiraciones legítimas que demandan un cauce de expresión».

Más noticias

Fotos

Vídeos