Urkullu tiene «esperanza» en que Rajoy acceda esta vez a culminar el Estatuto

Urkullu junto a Rajoy en una imagen e archivo/Reuters
Urkullu junto a Rajoy en una imagen e archivo / Reuters

El lehendakari señala que el presidente mostró su disposición a hablar también de política penitenciaria o víctimas

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El lehendakari sabe que Mariano Rajoy es el mismo de siempre, pero las actuales «circunstancias» que vive el presidente del Gobierno hacen que Iñigo Urkullu «albergue la esperanza» de encauzar cuestiones pendientes como el cierre del Estatuto o el entendimiento en materia de convivencia. La reunión «discreta» que Rajoy y Urkullu celebraron la semana pasada en La Moncloa ha servido para romper varios meses de incomunicación entre ambos dirigentes y el lehendakari confía en que sirva también para abrir un cauce fructífero para los temas que componen la 'agenda vasca'. Hay dos factores que, a su juicio, pueden jugar a favor de Euskadi: la situación de minoría del Gobierno del PP en el Congreso y «la necesidad de una relectura del modelo de Estado» que viene motivada, sobre todo, por el proceso soberanista catalán.

Urkullu aseguró ayer que la disposición que encontró en la reunión de la semana pasada en La Moncloa -recalcó que fue «privada» por petición de Rajoy- le hace «albergar alguna esperanza más que la legislatura pasada» en que el Gobierno del PP acceda a negociar el cierre del Estatuto de Gernika. Urkullu advirtió además que será «persistente» en la reclamación de las transferencias pendientes, así como en la reivindicación de cuestiones relacionadas con la convivencia como una política penitenciaria diferente o el reconocimiento de todas las víctimas. En este tema, afirmó que el presidente del Gobierno se mostró dispuesto a «abordar» medidas que favorezcan un final ordenado de la violencia, lo que supone una novedad respecto a la posición del Ejecutivo central en los últimos años.

El lehendakari explicó ayer en Lehendakaritza que entregó a Rajoy el programa de gobierno del Ejecutivo de coalición PNV-PSE y que hizo hincapié en los apartados referidos a la convivencia y el desarrollo del autogobierno. Afirmó que su objetivo, «ya que la anterior legislatura no fue posible, es encaminar compromisos para que se pueda culminar el desarrollo del actual Estatuto». Urkullu aclaró que en la reunión de la semana pasada no llegó a concretar con Rajoy cuestiones relacionadas con transferencias pendientes, pero aseguró que no cejará en el objetivo de cerrar el Estatuto porque «mi responsabilidad me lleva a ser persistente en lo que creo y en lo que considero beneficioso para Euskadi».

Abordar la convivencia

Una actitud reivindicativa que hizo extensiva a otras reclamaciones «que vienen de lejos», como la necesidad de una modificación de la política penitenciaria o el reconocimiento de las víctimas de abusos policiales. «En convivencia, hace tiempo que he explicado al presidente del Gobierno las herramientas que considero adecuadas para un final ordenado de la violencia, y en este encuentro se las volví a expresar». Recordó que la última reunión que mantuvo con Rajoy se produjo en marzo con motivo del inminente desarme de ETA y aseguró que «desde entonces han pasado cosas» que deberían tener su reflejo en la política penitenciaria. También se refirió al recurso que el Gobierno del PP ha interpuesto contra la ley vasca de abusos policiales y confió en que este asunto se pueda reconsiderar para que ambos ejecutivos compartan «el reconocimiento a todas las víctimas». «Me dijo que lo abordaremos», se limitó a exponer el lehendakari Urkullu.

Sobre las transferencias pendientes, Urkullu recordó que el Gobierno Vasco está «obligado» ante la ponencia de autogobierno del Parlamento a entregar en septiembre una «cuantificación» sobre el desarrollo del Estatuto de Gernika, y añadió que ese informe puede servir de base para «fijar un calendario de conversaciones y negociaciones para el cumplimiento del Estatuto» con el Gobierno de Rajoy.

Preguntado sobre los halagos que ha recibido en las últimas semanas por parte de dirigentes del PP, Urkullu aseguró que «no me dejo llevar por alabanzas interesadas», al igual que no lo hace cuando le critican.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos