Urkullu deplora la intervención del autogobierno, pero sugiere una salida por la vía electoral

Urkullu deplora la intervención del autogobierno, pero sugiere una salida por la vía electoral

El lehendakari blinda su coalición en el Gobierno Vasco con el PSE-EE, pese al apoyo de Sánchez a la intervención de Cataluña

Ana Vozmediano
ANA VOZMEDIANO

La reacción del PNV ante la decisión del Gobierno de aplicar el artículo 155 en Cataluña no se hizo esperar. Por un lado, miembros del partido desde sus redes sociales y la formación jeltzale desde la suya oficial, criticaron duramente que se intervengan las instituciones catalanas. Por otra, el lehendakari Iñigo Urkullu deploró la actitud del Ejecutivo de Rajoy, apoyada por el PSOE, al tiempo que ofreció apoyo al president Puigdemont para construir un «futuro constructivo», aludiendo a una salida por la vía de elecciones convocadas por el Ejecutivo autonómico catalán.

«El Gobierno español ha puesto en marcha una aplicación del artículo 155 de la Constitución en su versión más extrema y de inciertas consecuencias. Es una medida excepcional y desproporcionada que, por mucho que lo quieran justificar con todo tipo de campaña y acompañamiento, no tiene la justificación de un propósito de convivencia social y política», dijo el jefe del Ejecutivo de Vitoria. Urkullu lamentó que la aplicación del artículo 115 de la Constitución y lo que ello implica, no va a resolver el problema generado. «Todo lo contrario, dinamita los puentes, genera más tensión y fractura. No sólo no favorece una solución sino que complica su búsqueda». Lo que sí tiene claro el lehendakari es que el gobierno que comparte con el PSE no corre riesgos a pesar de que los socialistas que lidera Pedro Sánchez hayan apoyado la aplicación del 115. Con reticencias, eso sí, en el seno del PSC y con las palabras de la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, que ayer mismo abogaba por un acuerdo político «que haga innecesaria la aplicación del controvertido artículo». En cualquier caso, el actual Gobierno Vasco está blindado y a salvo de los vaivenes de la cuestión catalana, según fuentes nacionalistas.

El lehendakari Urkullu no se limitó ayer a criticar la decisión de Rajoy. Hizo un llamamiento al Gobierno de la Generalitat «a actuar con inteligencia y audacia para no dejar el destino de Cataluña en la inercia de una escalada que no conduce a ningún futuro». Apeló a la «desescalada» planteada por el propio president en su intervención ante el pleno del Parlament el pasado día 10. En esa determinación por buscar un futuro constructivo y de mayor alcance legítimo y social para el pueblo de Catalunya contará con todo nuestro apoyo».

Contacto con ambos

Urkullu sugiere un proceso electoral que no estaría condicionado necesariamente a la declaración de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) por parte de Puigdemont, con quien ha hablado en las últimas horas. Sí se conoce que Mariano Rajoy no ha llamado al lehendakari para comunicarle su decisión, pero sí que ambos mandatarios mantuvieron contactos a lo largo del día.

Entre las voces jeltzales que mostraron su punto de vista, la de Joseba Egibar, portavoz del PNV en el Parlamento Vasco. A su juicio, el apoyo del PSOE a la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución si puede fomentar «las diferencias» que su partido «ya tiene» con el PSE-EE, con el que gobierna en Euskadi, y que la situación es de «gravedad». Egibar fue más allá, incluso, para decir que cree que Europa puede acabar por «retirar la homologación democrática al Estado español». Agregó en Radio Euskadi que el acuerdo con los socialistas recoge «lo que nos une en lo que no nos une y tenemos discrepancias».

Fotos

Vídeos