Urkullu defiende en Inglaterra que el problema catalán es «de dimensión europea»

Imagen de archivo de Urkullu y Puigdemont, en una reunión en el Palacio de la Generalitat. / EFE/
Imagen de archivo de Urkullu y Puigdemont, en una reunión en el Palacio de la Generalitat. / EFE

Publica un artículo en el diario The Guardian en el que insiste en «una solución de diálogo y negociación» para Cataluña

EUROPA PRESS

El lehendakari, Iñigo Urkullu, considera que la crisis de Cataluña «es una cuestión de orden jurídico internacional que apela al futuro de Europa y demanda una solución dialogada». En un artículo que publicará este martes The Guardian, ya colgado en la versión digital de este diario británico, Urkullu asegura que esta crisis «no es un problema interno de Cataluña y el Estado español» y destaca que «lo que está sobre la mesa afecta, de forma directa, a la salud del proyecto europeo».

El lehendakari, que expone su «convicción profundamente europeísta» y su «honda preocupación» por la situación catalana, afirma que esta crisis «concierne al conjunto de la Unión Europea» y resalta que la voluntad de autogobierno de Cataluña y también del País Vasco «no se manifiesta en contraposición al proyecto europeo, sino que se vincula a su europeísmo».

«El resultado de la crisis de Cataluña tendrá efectos en el conjunto de la Unión. Nos encontramos ante un conflicto político de dimensión europea que demanda una solución de diálogo, negociación y acuerdo», agrega Urkullu.

Considera que el Gobierno español «debería abrir, de inmediato, una vía de diálogo con realismo, dado que está en juego el concepto de soberanía», y estima que la realidad catalana «se acerca a un escenario de escisión social y ruptura política, institucional y emocional que será muy difícil revertir».

Tras considerar que los casos de Quebec y Escocia constituyen un «precedente de resolución civilizada, constructiva y democrática», el lehendakari opina que «el objetivo de convivencia entre identidades diferentes se puede alcanzar asumiendo el concepto europeo de cosoberanía o soberanía compartida».

Aboga por «habilitar cauces legales para que las Comunidades políticas que, mediante decisión expresa de sus instituciones parlamentarias de autogobierno, quieran consultar a la ciudadanía sobre su futuro, puedan hacerlo».

«Apuesto por una Europa de gobernanza multinivel, abierta a una estructura basada en el principio de subsidiariedad que permita un reparto de competencias y de soberanía», agrega Urkullu.

Fotos

Vídeos