Urkullu apremiará a Sánchez a transferir Seguridad Social y Prisiones en esta legislatura

Urkullu y Sánchez en un encuentro anterior en Vitoria./ONANDIA
Urkullu y Sánchez en un encuentro anterior en Vitoria. / ONANDIA

Erkoreka llama por teléfono a Batet para fijar una reunión que aborde las competencias pendientes de transferir al País Vasco y espera más diálogo que con el PP

Jorge Sainz
JORGE SAINZSAN SEBASTIÁN.

El Gobierno Vasco no quiere perder tiempo y se ha puesto ya en contacto con el nuevo Ejecutivo central para abordar el traspaso de las transferencias pendientes. El portavoz Josu Erkoreka descolgó el lunes el teléfono para llamar a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, y recordarle la lista de las 37 transferencias pendientes, con la gestión del régimen de la Seguridad Social y las Prisiones subrayadas en rojo. En Vitoria no quieren que se repita la dilatación vivida con el PP, por lo que Erkoreka puso ayer fecha límite para completar los traspasos, al menos los dos principales: inicios de 2020. «Si hay voluntad política ambas transferencias se pueden materializar en el plazo que quede de legislatura», destacó ayer tras el consejo de Gobierno.

Erkoreka y Batet compartieron cierta amistad durante los años en que coincidieron en los escaños del Congreso en Madrid. Así que el consejero vasco de Autogobierno confía en encontrar en la ministra catalana una mayor receptividad que con Soraya Sáenz de Santamaría, a la que todavía seguía esperando sentado para celebrar una reunión sobre transferencias.

Erkoreka ya le ha pedido a la nueva responsable del modelo territorial estatal cita para hablar, aunque lo lógico es que ese encuentro se produzca después de la primera reunión entre el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que podría celebrarse antes del parón de agosto. La intención de Sánchez y de la propia Batet es empezar cuanto antes a reunirse con sus distintos homólogos autonómicos, y ahí entrarían también los vascos. No obstante, todo indica a que la prioridad del Gobierno del PSOE es Cataluña y que los primeros encuentros que están preparando tanto el presidente como su ministra de asuntos territoriales serán con los dirigentes catalanes.

Quizás consciente de ello, Erkoreka quiso poner ayer a Euskadi también en el foco. Por ello, desveló en la comparecencia en Vitoria la existencia de una conversación telefónica con Batet. El portavoz del Gobierno de PNV y PSE-EE recordó a la ministra socialista «los requerimientos del Parlamento Vasco al Gobierno español para cumplir íntegramente el Estatuto de Gernika». Erkoreka no pidió a la ministra un calendario concreto de transferencias, a la espera de que se asiente el nuevo Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez, pero ya le adelantó que las dos prioridades son la gestión del régimen económico de la Seguridad Social y la transferencia de Prisiones. Así se recoge en el acuerdo de gobierno de coalición en Euskadi entre el PNV y los propios socialistas. En principio Batet se mostró bastante aséptica al otro lado de la línea telefónica, según fuentes de Lehendakaritza.

No obstante, y recordando el retraso histórico que ya arrastran ambas competencias, Erkoreka dejó claro que no renuncia a que sean transferidas en este final de legislatura que pilotará Sánchez de aquí a 2020. «Ambas transferencias se pueden materializar en el plazo que quede de legislatura si hay voluntad política, nos sentamos a trabajar y ambas partes dan impulso político a un acuerdo», argumentó.

Erkoreka y Batet podrían reunirse una vez que el lehendakari y el presidente se vean

El portavoz contesta a Mendia que sí existen ámbitos de bilateralidad en el marco actual

En Lehendakaritza tampoco quieren ser ingenuos y saben que un asunto como la culminación del Estatuto de Autonomía de Gernika, cuarenta años después de su aprobación, no se resuelve de la noche a la mañana. No obstante, en Ajuria Enea sí se respira cierta esperanza por el cambio del PP por el PSOE. Así lo verbalizó el viernes Urkullu en el pleno de control del Parlamento Vasco, y lo corroboró ayer Erkoreka. «La declaración del lehendakari la entendí en el sentido de que, muy probablemente, con un Gobierno del PSOE será más fácil abordar las cuestiones que están recogidas en el programa de gobierno de un ejecutivo del que también es miembro el Partido Socialista en Euskadi».

Réplica a la líder del PSE

Pese a ello, los roces entre los socios del Gobierno Vasco en lo relativo al nuevo estatus vascos prosiguen. Erkoreka, por ejemplo, se refirió a las declaraciones de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, quien ayer advirtió al lehendakari de que no pretenda una relación bilateral con el Estado sin una reforma constitucional. Una apreciación que no comparte el portavoz del Ejecutivo de Vitoria, que cree que «con el marco jurídico vigente sí hay ámbitos en los que explícitamente se reconoce esa relación bilateral, ámbitos que tienen un valor singular y una realidad incontestable en Euskadi, y no se dan en otras comunidades autónomas, porque obedecen a la singularidad del autogobierno vasco».

Los socialistas vascos también se sumaron al PP en las críticas por la fuerte presencia del PNV y sus cargos institucionales en la cadena humana de Gure Esku Dago por el derecho a decidir. Erkoreka zanjó el asunto diciendo que «poco se puede añadir sobre las opiniones que los miembros de un partido tengan a propósito de lo que los miembros de otro partido hacen en el libre ejercicio de su capacidad de participar o no en movilizaciones ciudadanas». Y cerró el debate asegurando que este tema no ocupó «ni un segundo» en el Consejo de Gobierno de ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos