Tres mandos de la Ertzaintza se sentarán en el banquillo por el 'caso Cabacas'

Los padres de Iñigo Cabacas encabezan una concentración ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.
Los padres de Iñigo Cabacas encabezan una concentración ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. / Manu Cecilio

La acusación particular pide cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación contra los encausados

SILVIA CANTERA

Tres miembros de la Ertzaintza tendrán que sentarse en el banquillo por la muerte del aficionado del Athletic Iñigo Cabacas, que falleció como consecuencia del impacto de una pelota de goma durante un operativo policial. La juez titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Bilbao, Ana Torres, ha dictado la apertura del juicio oral por un presunto delito de homicidio con imprudencia grave profesional.

Los tres mandos intermedios de la Ertzaintza que tendrán que declarar integraban el operativo policial la noche en la que Cabacas recibió el pelotazo en la cabeza cuando estaba en los aledaños de San Mamés. La magistrada ha tomado esta decisión tras el escrito y la solicitud de apertura de juicio oral presentado por la acusación particular que ejerce la familia del joven de Basauri. En este texto se piden cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación profesional contra los tres encausados.

La juez decidió, en un auto del pasado 31 de marzo y hecho público este lunes, imputar a los tres mandos. Les atribuye un presunto delito de homicidio por imprudencia grave. Pidió además a las partes que solicitaran la apertura de un juicio oral o bien el sobreseimiento del caso.

En ese momento, la Fiscalía Provincial de Bizkaia pidió el sobreseimiento provisional por «no poder determinarse» quién fue el autor del disparo que acabó con la vida de Cabacas. La acusación, por otro lado, registró el escrito que ha conllevado la apertura de un juicio oral a través de un auto de la magistrada.

Fotos

Vídeos