Un territorio «competitivo» y cada vez más «equilibrado» en lo social

El diputado general celebra que el paro haya bajado 3,9 puntos y que la desigualdad se haya reducido 1,3 puntos

GAIZKA LASA

El diputado general tendió un puente entre los avances que el territorio ha logrado en los últimos dos años y los retos que se plantea en su «nueva agenda política». Situó a Gipuzkoa en un punto de inflexión en el cual los indicadores socioeconómicos aportan unas «bases sólidas» para construir el futuro. Destacó el «buen momento» que atraviesa la economía del territorio, con una reducción del paro de 3,9 puntos en nueve trimestres hasta situarse en el 8,8%, siendo el 8% el objetivo para final de legislatura, y con un PIB que encadena varios trimestres creciendo en torno al 3%.

En lo social, subrayó la importancia de la evolución del índice Gini, que mide la desigualdad social. Entre 2014 y 2016 -el cambio de Gobierno se produce en junio de 2015- ha bajado del 27,1 al 25,8, situando a Gipuzkoa en el grupo de cabeza a nivel europeo, por debajo del 30,4 de la Europa de los quince y muy por debajo de España (34,7).

A juicio de Markel Olano, esta mejoría se debe a la reactivación de la economía, por una parte, y a la inversión de las instituciones públicas en políticas sociales, por otra. En el primer frente, citó el plan dotado con 200 millones para cuatro años que ya ha tenido como resultado la creación de 1.860 puestos de trabajo en el primer año más ayudas a 3.000 empresas. En el segundo, recordó el desembolso récord de 507 euros por habitante y subrayó «los avances que ha registrado el programa Kabia, mediante el que la Diputación está asumiendo la gestión de 16 residencias municipales».

Enumeró los proyectos estratégicos puestos en marcha dentro del compromiso de «solucionar» problemas enquistados en el territorio y sacarlo de la «parálisis». Se refirió así al inicio en mayo de la construcción del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa «que dará una solución definitiva a la problemática de la gestión de residuos». Destacó asimismo que «empiezan a visibilizarse avances en la regeneración de Pasaialdea», y que la Rotonda de Gipuzkoa estará concluida a finales de esta legislatura con el final de las obras del tramo Antzuola-Bergara de la autovía de Deskarga. También se congratuló de haber «desbloqueado» la cuestión del peaje para camiones de la N-1.

Pero si en algo puso énfasis el diputado general fue en el programa Etorkizuna Eraikiz que incorporará al primer nivel político temas que tienen que ver con una «nueva agenda política». Bajo el paraguas de esta iniciativa se impulsarán «programas de conciliación, proyectos piloto para afrontar el reto del envejecimiento de la sociedad, programas de participación de los trabajadores en las organizaciones, el apoyo a más de 30 proyectos experimentales nacidos de la sociedad civil... y la colaboración de las cuatro universidades con campus en el territorio para generar conocimiento en estas áreas».

Olano ahondó en cinco proyectos estratégicos: un centro de ciberseguridad industrial; un centro de referencia y polo de innovación en la atención al envejecimiento y la dependencia; un polo de innovación para la eficiencia energética y el cambio climático; infraestructuras para una movilidad sostenible del futuro; y el Koldo Mitxelena 2040 Kulturgunea.

En paralelo, explicó que la Diputación trabaja en el desarrollo de siete proyectos experimentales: una factoría de impulso a la creación de contenidos audiovisuales en euskera, que estará ubicada en Tabakalera; un proyecto de gastronomía 4.0; otro de desarrollo de tecnologías para un turismo inteligente; el programa Gipuzkoa Coopera; una nueva norma foral para impulsar un nuevo mecenazgo cultural; y el diseño de dos modelos de atención domiciliaria a personas dependientes y para la integración de jóvenes en desprotección y vulnerabilidad social.

Fotos

Vídeos