'Tabarnia', la última extravagancia de la política catalana

'Tabarnia', la última extravagancia de la política catalana

Este término, resultado de unir las palabras Tarragona y Barcelona, es 'trendig topic' en las últimas horas. Su apuesta, escindir ambas provincias del resto de Cataluña

JON GARAY

Al independentismo catalán le ha surgido el enemigo en casa. Al menos, en las redes sociales. En las últimas horas se ha convertido en 'trending topic' el término 'Tabarnia'. ¿Qué significa? Este neologismo es el resultado de unir las palabras Tarragona y Barcelona, y su objetivo no es otro que reivindicar la independencia de estas dos provincias, en especial de la segunda, del resto de Cataluña. ¿Por qué? Los resultados electorales del 21-D han arrojado un dato esclarecedor: los secesionistas obtuvieron un apoyo muy superior en las provincias de Girona -cuna de Puigdemont- y Lleida, donde obtuvieron un 63% y un 64% respectivamente frente al 43% logrado en Barcelona.

Este panorama político ha sido el detonante para que las redes se interesaran por una iniciativa que en realidad nació en 2011. El germen de la plataforma 'Barcelona is not Catalunya' surgió de una conferencia titulada 'Las balanzas fiscales entre los territorios catalanes', que pretendía destacar la sangría fiscal de la Generalitat hacia Barcelona». Constituida como organización en 2012, su existencia ha pasado prácticamente inadvertida hasta ahora.

Conocida también como Plataforma por la Autonomía de Barcelona, en su página web se definen como una «organización ciudadana de base transversal, unitaria y democrática que tiene por objetivo conseguir una gestión política y fiscal propia para Barcelona al margen de la Generalitat de Cataluña». Los argumentos que utilizan para respaldar sus pretensiones son variopintos. El primero, que recuerda al empleado por los independentistas respecto a España, denuncia los «agravios territoriales que padecen desde hace 40 años por la Generalitat», por lo que piden gestionar los recursos que genera la provincia de «manera más justa y eficiente evitando la sangría de ingresos hacia Cataluña». El segundo explica que con esta escisión se mejorarían las relaciones con el resto de España, incluido el aspecto económico, ya que España es el «principal mercado de las empresas barcelonesas». Y el tercero y último se centra en la historia, pues afirman que se recuperaría «la soberanía histórica del condado de Barcelona como territorio autónomo e independiente».

Desde su punto de vista, Cataluña se compone de dos zonas bien diferenciadas «desde el punto de vista económico, lingüistico, identitario, poblacional y social»: la independentista y la constitucionalista, que sería 'Tabarnia', a la que definen como «cosmopolita, orgullosamente bilingüe, urbanita, multicultural e intensamente conectada con el resto de España y Europa». ¿Qué territorios incluiría exactamente un teórico 'Tabarnexit'? Barcelona y su área metropolitana. A partir de aquí, reconocen no haber alcanzado un acuerdo sobre si debería añadirse Tarragona y la franja que la une con Barcelona.

El término ha logrado recabar la atención de algunos de los principales actores de la política catalana. Así, en un sentido u otro, Inés Arrimadas, Albert Rivera o Grabriel Rufián se han referido al mismo en sus respectivas cuentas de Twitter, lo que ha contribuido todavía más a popularizarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos