El PSN se suma al cuatripartito navarro en demanda de otra política penitenciaria

Prisiones confirma que ha denegado el acceso al segundo grado a 54 presos de ETA porque la banda «no ha acordado su disolución»

J. SAINZ SAN SEBASTIÁN.

Los socialistas navarros se sumaron ayer al apoyo de una declaración institucional del Parlamento foral que reclama a Madrid una nueva política penitenciaria que «evite un cumplimiento de penas privativas de libertad lejos de los lugares de arraigo social y familiar». El texto institucional en favor de acabar con la dispersión fue presentado por el cuatripartito del Gobierno navarro, (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) y apoyado por esas formaciones y el PSN. Los socialistas solo se abstuvieron en el primer punto, en el que la Cámara navarra manifiesta su desacuerdo con la política penitenciaria de alejamiento de las personas presas. UPN y PP rechazaron toda la proposición.

La portavoz del PSN, María Chivite, justificó su respaldo a la moción en favor de otra política penitenciaria al considerar que «las circunstancias han cambiado» y que por ello han apoyado la solicitud de la puesta en marcha de un cambio de estrategia. Asimismo, explicó que no se adhirió al primer punto, en el que se rechazaba la dispersión, porque en su momento les pareció una medida adecuada y «bien tomada». Sin embargo, el final de la violencia de ETA les ha llevado ahora a modular su posición ya que es un factor a «tener en cuenta», incidió Chivite tras la Junta de Portavoces. Un pronunciamiento que llega justo cuando la semana pasada falleció en la cárcel gaditana de Puerto III un preso de Pamplona, Xabier Rey. Los socialistas navarros se unen así a la senda del PSE-EE que lleva meses reclamando abiertamente otra política carcelaria.

Por otra parte, Instituciones Penitenciarias confirmó ayer que ha denegado el acceso al segundo grado a 54 de los alrededor de 115 presos de ETA que lo habían reclamado, como avanzó este periódico el pasado día 4. Prisiones, órgano dependiente del Gobierno central, argumenta que «ninguno de ellos se ha desvinculado de la banda terrorista ni ésta ha acordado su disolución». Los internos siguen con su estrategia de pedir el cambio de grado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos