Los del 78 siguen en pie

Lourdes Pérez
LOURDES PÉREZ

Mariano Rajoy gobierna en minoría con muchas más dificultades que las de Iñigo Urkullu sin disponer de la mayoría absoluta. Pero aunque su situación política no sea mimética, el lehendakari tampoco puede permitirse el fracaso que representaría no sacar adelante los Presupuestos en su segundo año de legislatura. Así que las ganas del PP vasco por recobrar perfil, orillando de paso en la oposición a quienes actúan como arietes en su contra -EH Bildu y Podemos-, se han abrazado con la disposición del PNV a modular el arreglo fiscal pactado con el PSE a fin de garantizarse el aval de los conservadores a las Cuentas de 2018. El inminente acuerdo, que deja magullados a los socialistas, remata el relato de estabilidad y orden escrito ayer en el Congreso con el refrendo de las nuevas leyes de Concierto y Cupo. Más foralista que nunca, el ministro Montoro quiso situarse a la cabeza de la hegemonía parlamentaria encarnada por el PP, el PSOE y el PNV. El denostado ‘régimen del 78’, el que confirió entidad constitucional a la singularidad vasca, sigue en pie frente a la ‘nueva política’ y la convulsión catalana.

Resultó llamativo ver a los independentistas del PDeCAT y Esquerra, en retirada forzosa de su vía unilateral, cerrar filas con el Cupo, mientras EH Bildu se convertía en la única fuerza de Euskadi que no respaldó explícitamente su actualización. Como lo fue contemplar el modo en el que Montoro y Javier Maroto atizaban desde la bancada del PP a Albert Rivera, cuyo estilo ‘golden boy’ nunca ha cautivado a Rajoy. Con Podemos desnortado por la crisis territorial, es ahora Ciudadanos el partido que juega a ir adaptando su estrategia a los giros de un escenario confuso, en el que el anclaje constitucional del Concierto se ve tironeado por la «España olvidada» que Compromís contrapuso al «eje Madrid-País Vasco-Cataluña». Un partido con aspiración de liderar Cataluña y España y otro de arraigo valenciano hermanado con Podemos han introducido un ingrediente inédito en la discusión recurrente sobre el Cupo vasco. Ayer, el PP, el PSOE y el PNV, los supervivientes del ‘régimen del 78’ aunque los jeltzales no votaran la Constitución, sostuvieron en el Congreso el hecho diferencial de Euskadi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos