Sémper y Goia se enzarzan por las enmiendas retiradas por el PP

Borja Sémper y Eneko Goia. /
Borja Sémper y Eneko Goia.

El alcalde donostiarra califica este hecho de «vengativo» y el popular le advierte que «respete al adversario» porque «no se sabe a quién necesitará en el futuro»

Macarena Tejada
MACARENA TEJADASAN SEBASTIÁN.

El presidente del PP de Gipuzkoa y parlamentario vasco, Borja Sémper, exigió ayer al alcalde donostiarra Eneko Goia «que se ocupe más de San Sebastián y menos de ir a cadenetas». El dirigente popular se enzarzó con el regidor donostiarra después de que este dijera que el Partido Popular es «absolutamente irrelevante» en Euskadi por no impedir que se supriman de los Presupuestos Generales del Estado de este año 35 partidas de inversión en el País Vasco. Esta decisión «muestra su carácter vengativo sin medir las repercusiones que esto pueda tener. El PP no es quien mejor defiende los intereses de esta ciudad», insistió el alcalde del PNV.

El alcalde lamentó que han sido «objeto de la venganza particular del PP en el Senado con respecto a los Presupuestos acordados en el Congreso que recogían partidas que beneficiaban a esta ciudad de forma notable». En concreto se refirió a que se han suprimido cinco millones de financiación para el proyecto de acumulación energética de Cidetec en el parque tecnológico y científico de Gipuzkoa, en Miramón. Goia señaló que «el PNV lo que hace es defender los intereses de la ciudad y el país, cosa que ha quedado manifiestamente claro que no hace el Partido Popular».

Además, el alcalde opinó que le parece «incluso de falta de cultura democrática» las críticas a su participación el domingo en la cadena humana a favor del derecho a decidir de Gure Esku Dago, las cuales no entiende «en absoluto». Recordó que hasta hace poco el expresidente del Gobierno central Mariano Rajoy «actuaba a veces como presidente del PP y otras como presidente del Gobierno y nadie ha dicho nunca nada». En este contexto, defendió que un alcalde, «que también es ciudadano», tiene derecho «a la libertad de expresión, a pensar lo que estima oportuno y defender las ideas que debe defender como ciudadano» y a participar, por tanto, en «una iniciativa pacífica y democrática».

Sémper se mostró contrario al alcalde Eneko Goia. Le reprochó «no tener mucha autoridad ni conocimiento» para hablar de las enmiendas retiradas porque, según dijo, mientras el PP decidía sobre este tema Goia estaba en la cadena humana de Gure Esku Dago. En este sentido, instó a Goia a que «haga valer» la capital guipuzcoana y a que evite «que el centralismo vizcaíno del PNV se lleve siempre el gato al agua». Sobre todo, recordó al partido jeltzale que «en esta vida, y la política forma parte de la vida, conviene respetar al adversario y no infravalorarlo». «Nunca se sabe en un futuro inmediato a quién puede necesitar uno», añadió el dirigente popular.

«Nuevo plan Ibarretxe»

Sémper también criticó al PNV por participar «con toda su artillería» en la cadena de Gure Esku Dago. Alertó que el «rodillo nacionalista» que los jeltzales y EH Bildu están imponiendo provoca que el Parlamento Vasco camine «directamente hacia un nuevo plan Ibarretxe, con sus aspectos más ilegales y soberanistas». A su juicio, la presencia de dirigentes del PNV en la cadena humana «no fue una broma o una posición folclórica»: «Rompe el equilibrio en el que vive Euskadi desde hace años. Lejos de hacer una cadena, están levantando un muro entre vascos», dijo.

«Que se ocupe más de trabajar por San Sebastián y menos de ir a cadenetas» Borja Sémper, Presidente del PP de Gipuzkoa

«El Partido Popular es absolutamente irrelevante en Euskadi y no ha medido el alcance de su decisión» Eneko Goia, Alcalde de San Sebastián

Además, consideró que las enmiendas al proyecto de Presupuestos «pueden perjudicar al PNV, pero no a Euskadi». A su juicio, el que ha salido del Senado es un «mejor Presupuesto» que el anterior. Acompañado del único juntero del Partido Popular en Gipuzkoa, Juan Carlos Cano, y de la portavoz del partido en el Ayuntamiento de San Sebastián, Miren Albistur, aseguró que su formación «ha echado el resto» para convencer a sus compañeros de otras comunidades autónomas de que «los vascos no podían pagar la deslealtad del PNV» y que era necesario mantener las principales inversiones en Euskadi.

De esta manera, declaró que el resultado de las enmiendas que el PP ha presentado en el Senado a su propio proyecto presupuestario ha resultado «satisfactorio» porque de casi 500 millones destinados a Euskadi solo se han detraído 36 y se han mantenido las partidas dirigidas a los grandes proyectos de infraestructuras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos