El PSC sella un acuerdo con los herederos de Unió para captar al catalanismo moderado

Los socialistas incluirán como número tres de su lista por Barcelona al exconsejero de Interior Ramón Espadaler

A. A. MADRID.

El PSC apuesta por atraer al catalanismo moderado el 21-D. Para lograrlo, incorporará a sus listas a dos miembros de Units per Avançar, una de las herederas de la extinta Unió Democrática que lideraba Josep Antoni Durán Lleida y que formó alianza con Convergència hasta su divorcio en junio de 2015 a cuenta del giro independentista de la formación que presidía Artur Mas.

El acuerdo contempla que los socialistas cedan dos puestos de salida a Units per Avançar. El exconsejero de Interior Ramón Espadaler ocupará el número tres en la lista de Barcelona y la exdiputada Montserrat Surroca el segundo puesto por Girona.

En las pasadas elecciones autonómicas, Unió no obtuvo representación en el Parlament. Aún así obtuvo un 2,5% de los votos y cosechó más de 100.000 apoyos, un respaldo que el PSC aspira a recabar aunque sea en parte.

El entendimiento se ha producido pese a las evidentes diferencias ideológicas entre ambas fuerzas, ya que Units per Avançar se declara democristiano. Para evitar fricciones en el día a día parlamentario, el pacto contempla que los representantes de la antigua Unió puedan votar distinto que los socialistas en «las votaciones y decisiones relativas a la conciencia personal y ciertos ámbitos programáticos». En cuanto a los puntos que defenderán de forma conjunta, destacan el apoyo a la educación y a la sanidad públicas, la renovación del pacto constitucional o la recuperación del autogobierno perdido tras la aplicación del artículo 155.

Units per Avançar justificó ayer la alianza en la capacidad del candidato socialista, Miquel Iceta, para tender puentes con otras formaciones. «Hemos hecho un acuerdo que permite a muchos catalanistas huérfanos de representación política moderada, que tengan una opción en las próximas elecciones», señaló el presidente del partido, Oriol Molins.

Iceta valoró a su vez que el entendimiento entre ambas fuerzas políticas sirva para insuflar esperanzas a los catalanes no independentistas. «No es un arreglo para tener dos puestos o dos diputados más, sino para que el país avance desde la unidad», señaló el líder de los socialistas.

Fotos

Vídeos