Santi Vila deja la cárcel tras pagar la fianza de 50.000 euros

Santi Vila abandona la prisión de Estremera. / Reuters | Europa Press

El exconsejero de Economía del Govern ha pasado la noche en prisión junto a otros seis exconsejeros

AGENCIASBarcelona

El exconseller de Economía de la Generalitat Santi Vila ha abandonado la cárcel madrileña de Estremera tras pagar la fianza de 50.000 euros que le impuso la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela para eludir la prisión, en la que ha pasado la noche. A las 14:10 horas Vila ha salido del centro penitenciario andando junto con su abogada, Leticia Remírez, otra persona y un guardia civil.

Vila es el único de los nueve exmiembros del Govern a los que ayer tomó declaración la magistrada que ha podido abandonar la cárcel, ya que al resto les envió a prisión incondicional tras citarles por rebelión, sedición y malversación en el proceso independentista de Cataluña. El exconseller ha pasado la noche en la cárcel junto a otros seis exconsellers para quienes la juez dictó prisión incondicional.

El abogado de Vila, Pau Molins, ha precisado que su cliente tuvo la posibilidad de pagar la fianza ayer mismo por la tarde para evitar ingresar en la cárcel, pero el exconseller prefirió pasar la noche entre rejas en solidaridad con los ocho consellers destituidos que fueron encarcelados por orden judicial: el exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y siete exconsejeros catalanes. En concreto, Raül Romeva(Exteriores), Jose Rull (Territorio), Meritxell Borràs (Gobernación), Joaquim Forn (Interior), Carles Mundó (Justicia), Jordi Turull (Presidencia) y Dolors Bassa (Trabajo). Para todos ellos fue decretada la prisión incondicional excepto para Santi Vila, para quien Lamela dictó prisión eludible bajo fianza.

Más información

Dimitió antes de la DUI

En su declaración de ayer ante la juez de la Audiencia Nacional, el exconseller de Economía, que dimitió la víspera de que el Parlament votara la independencia, se desmarcó del resto de exmiembros del Govern al comparecer con un abogado propio, el penalista Pau Molins.

Además, Vila fue el único de los investigados que accedió a contestar a todas las partes, incluida la Fiscalía, mientras que el resto de los exconsellers optaron por responder sólo a las preguntas de sus defensas, representadas por los abogados Jaume Alonso-Cuevillas y Andreu Van Den Eynde.

La juez Carmen Lamela, que investiga a los miembros del Govern de la Generalitat destituidos a raíz de una querella de la Fiscalía que les acusa de rebelión o sedición y malversación, acordó dictar fianza para Santi Vila, al tener en cuenta que, cuando dimitió, "desistió voluntariamente de proseguir con el proceso soberanista".

Una vez pagada la fianza de 50.000 euros que le exigía la magistrada, es previsible que Vila pueda abandonar la cárcel en las próximas horas.

Fotos

Vídeos