Sánchez recupera el esplendor ministerial

José Luis Rodríguez Zapaterio posa con su primer gabinete en abril de 2004/
José Luis Rodríguez Zapaterio posa con su primer gabinete en abril de 2004

Su primer gobierno estará formado por 17 ministerios, una cifra que no se alcanzaba desde 2008, cuando Zapatero asumió su segundo mandato

Rosario González
ROSARIO GONZÁLEZMadrid

El primer Gobierno de Pedro Sánchez estará formado por 17 ministerios, una cifra que no se alcanzaba desde abril de 2008, cuando José Luis Rodríguez Zapatero asumió su segundo mandato y dio comienzo la novena legislatura. Zapatero, que había gobernado su primera legislatura con 16 ministros y dos vicepresidentes -firmando el primer Gobierno que tenía más mujeres que hombres; una mujer en Defensa y un Ministerio de Igualdad-, decidió aumentar a 17 el número de ministros durante la segunda legislatura, llegando incluso a tener tres vicepresidencias entre abril de 2009 y octubre de 2010. Fue una de las mayores remodelaciones de su Gobierno, que se enfrentaba ya a una crisis económica que causaba estragos en las cifras de empleo y avanzaba hacia el descalabro en el que había de convertirse. Hacia el final de su legislatura, Zapatero redujo el número de ministros a 15 y nombró número dos a Alfredo Pérez Rubalcaba, que además de ejercer de vicepresidente primero, mantuvo la cartera de Interior y asumió la portavocía del Gobierno.

La laxitud ministerial de Zapatero seguía la línea del anterior presidente socialista, Felipe González, que empezó su mandato con 15 ministros para aumentarlos a 17 durante el ecuador de su Gobierno. No fue hasta sus últimas legislaturas cuando redujo su Gobierno hasta terminar con 15 ministros y ninguna Vicepresidencia.

Entre González y Zapatero, el Gobierno de José María Aznar cambió la tónica en la primera legislatura, con un gabinete más reducido formado por 14 ministros y dos vicepresidentes. El inicio de su segunda legislatura fue algo más espléndido, con hasta 16 ministros y dos vicepresidentes, para terminar su segundo mandato con uno menos: 15 ministros y dos vicepresidentes.

La vuelta del Partido Popular al Gobierno, con Mariano Rajoy como presidente, supuso también el regreso a la austeridad ministerial, firmando el gabinete más reducido de la etapa democrática: diez ministros y una vicepresidenta entre agosto y noviembre de 2016. El resto de su mandato, que duró seis años y medio, formó gabinetes con un máximo de 13 ministros y una única Vicepresidencia que descansaba en su mano derecha, Soraya Sáenz de Santamaría.

Pedro Sánchez apuesta ahora por recuperar el esplendor socialista con 17 ministerios y una Vicepresidencia única en manos de Carmen Calvo, quien estará además al frente del Ministerio de Igualdad, cartera que creó Zapatero en 2008, que en 2010 pasó a formar parte del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad; y que Sánchez recupera ahora. El primer gabinete del líder socialista supone además un paso adelante en la apuesta por la paridad de sus predecesores con el nombramiento de once ministras, algunas de ellas al frente de carteras clave como Economía, Hacienda o Justicia. Según ha explicado Pedro Sánchez, su gobierno pasa de 13 a 17 carteras «porque recupera el Ministerio de Cultura, que nunca debió ser suprimido; visibiliza la potencia industrial de nuestro país con el Ministerio de Industria y de Comercio; concentra en el Ministerio de Transición Energética el debate sobre el cambio climático, al que no se le ha prestado demasiada atención; y crea el Ministerio de Ciencia y el de Eduación, que hace emerger un objetivo fundamental como es la Formación Profesional».

El presidente con mayor número de ministros nombrados fue el primero, Adolfo Suárez, que estrenó el periodo democrático con 21 ministros y dos vicepresidentes en 1979. Su sucesor en el cargo, Leopoldo Calvo-Sotelo, mostró mayor austeridad y apostó por un gabinete formado por 15 ministros y un vicepresidente, expecto entre diciembre de 1981 y julio de 1982, cuando nombró 16 ministros y dos vicepresidentes. Precisamente, ese gabinete incluyó a una mujer como ministra por primera vez desde la Segunda República, Soledad Becerril, que ocupó la cartera de Cultura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos