Sáenz de Santamaría visita hoy Euskadi para ensalzar los acuerdos con el PNV

Soraya Sáenz de Santamaría saluda a los consejeros de Presidencia que se reunieron en Madrid para seguir la Conferencia de Presidentes.
Soraya Sáenz de Santamaría saluda a los consejeros de Presidencia que se reunieron en Madrid para seguir la Conferencia de Presidentes. / EFE

La vicepresidenta acompañará a la ministra Báñez en la firma de un protocolo para Lanbide con la consejera vasca Artolazabal

MIGUEL VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, visita hoy Euskadi por cuarta vez en el último año con el principal objetivo de ensalzar los acuerdos alcanzados con el PNV y el Gobierno Vasco, y ponerlos como ejemplo de diálogo en contraposición con la actitud de las instituciones catalanas. El desplazamiento de la 'número dos' del gabinete de Mariano Rajoy a Vitoria -que estará acompañada por la ministra de Empleo, Fátima Báñez- incluirá la firma de un protocolo sobre Lanbide que contribuirá a reforzar la sintonía entre ambos gobiernos tras los acuerdos que se han firmado en los últimos meses. Este encuentro con la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, estuvo en el alero hasta ayer por la noche porque en un primer momento las agendas de vicepresidenta y consejera no coincidían para escenificar ese encuentro.

La visita a Euskadi de la vicepresidenta del Gobierno será intensa. Sáenz de Santamaría encabezará a primera hora de la mañana de hoy la junta directiva del PP vasco en Vitoria, donde hará una encendida defensa de los últimos acuerdos alcanzados con el PNV y entre los gobiernos central y vasco, y posteriormente visitará la planta de Mercedes Benz junto a la ministra Fátima Báñez.

Lo que no está previsto en un principio es que la vicepresidenta se reúna con el consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, que es con quien está llamada a negociar los avances en materia de autogobierno que el Ejecutivo de Urkullu reclama para antes de final de año, como las transferencias pendientes del Estatuto. Fuentes de Lehendakaritza quitaron ayer importancia al hecho de que esta visita de la vicepresidenta se pueda saldar sin un encuentro oficial con el portavoz del Gobierno de Urkullu. «Habrá más ocasiones para vernos», avanzan fuentes de Lehendakaritza. No obstante, en fuentes populares no descartaban anoche que Erkoreka y Sáenz de Santamaría pudieran tener un encuentro privado al margen de las agendas oficiales de ambos.

El gran objetivo del viaje de Sáenz de Santamaría a Euskadi, al margen de los contactos que pueda establecer de forma pública o discreta con miembros del Ejecutivo vasco, es destacar la importancia política de los acuerdos alcanzados en los últimos meses con el PNV, que han permitido al Gobierno de Rajoy aprobar los Presupuestos de este año y sacar adelante el techo de gasto de 2018. Así lo valorará Sáenz de Santamaría en su intervención ante la junta directiva del PP vasco que se celebra hoy a las 10.30 en un hotel de Vitoria. En la línea de lo apuntado el sábado por Rajoy en Bilbao, en el homenaje a Miguel Ángel Blanco, la vicepresidenta situará la capacidad de pacto con el PNV como un referente frente a la deriva soberanista catalana.

El cuarto viaje de Sáenz de Santamaría a Euskadi en los últimos meses -estuvo en la jura del lehendakari Urkullu en noviembre, en la toma de posesión de Javier de Andrés en enero y en un acto del PP vasco en Bilbao también en enero- se puede interpretar también como un cortafuegos ante la visita que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, realizará el jueves a Lehendakaritza, donde se reunirá con Urkullu y con el presidente del EBB, Andoni Ortuzar. La intención del líder socialista de formar «mayorías alternativas» al PP en el Congreso es vista con recelo por el Gobierno de Rajoy, que tiene que mimar a los partidos que han sido sus socios para los Presupuestos de 2017 y que están llamados a protagonizar la negociación de las cuentas de 2018. Entre ellos, el PNV juega un papel estelar.

Su presencia en Vitoria se produce dos días antes de que Sánchez visite Lehendakaritza

Firma recuperada

En el programa inicial de Sáenz de Santamaría para esta mañana se contemplaba la posibilidad de acompañar a la ministra de Empleo en la firma de un protocolo laboral entre los gobiernos central y vasco, en la que también iba a participar la consejera Beatriz Artolazabal, pero durante la tarde de ayer este encuentro se pospuso a otra fecha por problemas de agenda. Sin embargo, sobre las 22 horas de ayer el Ministerio de Empleo solicitó que se hiciera un esfuerzo para buscar un hueco para la firma del protocolo entre los representantes de ambos ejecutivos. Fuentes del Gobierno Vasco señalaron que el acuerdo servirá para que Lanbide tenga acceso a algunos datos sobre cotizaciones que ahora mismo están en manos de la Seguridad Social, pero la rúbrica se pospondrá a otra ocasión.

La visita de Sáenz de Santamaría a Euskadi se produce un día antes de que el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, y el ministro Cristóbal Montoro ratifiquen la nueva ley quinquenal del Cupo -que supone consolidar la paz fiscal hasta 2021- en la Comisión Mixta del Concierto Económico que se celebrará mañana en Madrid, después de que el acuerdo sobre la nueva norma se cerrara el pasado jueves.

Transferencias pendientes

El paso de la vicepresidenta del Gobierno por Vitoria no parece que vaya a servir para profundizar en las negociaciones sobre las transferencias estatutarias pendientes, como es deseo del Ejecutivo de Urkullu. Sáenz de Santamaría aún no ha contactado con el consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, para mantener el encuentro que éste le ha solicitado de forma pública. El Gobierno de Rajoy no tiene especial interés en abrir un debate que se presenta complicado, porque ya ha avanzado sus reticencias a abordar traspasos como el de Prisiones o el régimen económico de la Seguridad Social.

Más

Fotos

Vídeos