El Gobierno deja en manos de los tribunales el futuro de Itsaso como municipio

Frontón de Itsaso. /Galilea
Frontón de Itsaso. / Galilea

La vicepresidenta del Gobierno responde al PNV en el Congreso que a la localidad «le faltan 4.842 habitantes» para poder desanexionarse de Ezkio

SONIA ARRIETASan Sebastián

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dejado en manos de los tribunales el futuro de Itsaso como municipio independiente segregado de Ezkio, tras recordar que esta localidad guipuzcoana «tiene 158 habitantes y, por tanto, le faltan 4.842»para poder inscribirse en el registro de entidades locales conforme a la legislación vigente, que exige un mínimo de 5.000 vecinos para que un pueblo pueda independizarse.

Sáenz de Santamaría ha respondido este miércoles en el Congreso al diputado del PNV Iñigo Barandiaran, quien ha reclamado al Gobierno que mientras se resuelve el litigio abierto sobre esta cuestión entre la Diputación de Gipuzkoa y el Ejecutivo central «acepte la separación de ambos pueblos».

La Diputación de Gipuzkoa dio su visto bueno en diciembre del año pasado a la segregación de Ezkio-Itsaso y a la inscripción de Itsaso como municipio número 89 del territorio después de que así lo decidieran los vecinos en un referéndum realizado el 18 de septiembre. Para el Gobierno foral, esa independencia se hizo efectiva el pasado 13 de enero.

El decreto foral que aprobó la medida se remite a la norma foral de Gipuzkoa de demarcaciones territoriales, que contempla la posibilidad de que los municipios anexionados forzosamente puedan recuperar su ayuntamiento anterior.

Pero al mismo tiempo, el decreto contraviene lo que dicta la ley estatal de entidades locales, que impide que pueblos tan pequeños se independicen, por lo que el Ejecutivo central lo recurrió ante los tribunales.

Bajo una gestora hasta 2019

En la actualidad, y hasta que se celebren las próximas elecciones municipales en 2019, la gestión de Itsaso corre a cuenta de una gestora. El municipio es admitido por la Diputación de Gipuzkoa pero no por el Gobierno del Estado.

Sáenz de Santamaría ha argumentado que la ley de sostenibilidad local exige un mínimo de 5.000 habitantes por localidad para preservar la eficiencia de los servicios públicos, ante lo que Barandiaran ha recordado que Itsaso cuenta con ayuntamiento desde hace más de 500 años y fue anexionado en el año 1964 «forzosamente, sin el consentimiento de sus vecinos».

En su turno de intervención, la vicepresidenta ha recordado que la fusión de los municipios de Ezkio e Itsaso se produjo en el año 1964 y que desde 1995 existe una norma que permite segregar ambos municipios, que fue confirmada en el año 2003. Por ello, Sáenz de Santamaría ha reprochado al PNV que haya estado 18 años sin segregar ese municipio, «esperando a que hubiera unos requisitos estatales para separarlos».

La vicepresidenta ha añadido que el Gobierno es plenamente respetuoso con el Estatuto de Autonomía del País Vasco, que tiene competencias en la demarcación territorial, pero ha añadido que «la legislación del Estado no es caprichosa y se hace para que todos los municipios puedan acceder a los servicios básicos».

La Diputación pide «levantar el veto»

Tras el cruce de palabras en el Congreso entre Sáenz de Santamaría y Barandiaran, la Diputación de Gipuzkoa ha exigido al Gobierno central que levante «el veto» a la constitución de Itsaso como municipio. El Gobierno foral ha pedido «respeto al autogobierno, a las competencias forales y a la decisión de los itsasoarras».

En un comunicado, el portavoz foral, Imanol Lasa, ha lamentado que el Gobierno se obceque en su «estrategia recentralizadora», mostrando un «nulo respeto al autogobierno vasco y a las competencias forales recogidas en el Estatuto de Autonomía y en la Ley de Territorios Históricos».

«Hemos vuelto a comprobar que para el Gobierno solo hay una legalidad que vale, la de sus intereses políticos, y que no piensan abandonar la judicialización de la política», ha señalado. Además, ha recordado que «la constitución de Itsaso se llevó a cabo respetando escrupulosamente la ley y con todas las garantías administrativas y económicas». Ha agregado que «tanto la Diputación como el Ayuntamiento de Itsaso han puesto todo de su parte para buscar una solución acordada» ante los «constantes palos en las ruedas» puestos por el Gobierno central.

A su juicio, la argumentación del Gobierno para oponerse a la desanexión de Itsaso respecto de Ezkio «no tiene fundamento alguno», ya que «la competencia reguladora de las demarcaciones municipales le corresponde en exclusiva a la Diputación».

Finalmente, ha incidido en que para la Diputación «Itsaso seguirá siendo el municipio 89 de Gipuzkoa a todos los efectos» y por ello seguirá ofreciendo «todo el apoyo y cobertura de la institución a su alcalde y a sus vecinos, con el fin de garantizar sus servicios, su sostenibilidad y su actividad».

Temas

Itsaso

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos