Roberto Seijo: «Somos los ertzainas los que hemos sufrido el maltrato y la tortura de ETA durante 30 años»

Roberto Seijo, portavoz del sindicato Erne./JORDI ALEMANY
Roberto Seijo, portavoz del sindicato Erne. / JORDI ALEMANY

«No hay que falsear la realidad, hay que hablar de asesinatos de ertzainas, de vehículos quemados, de tener que dejar nuestras casas, de la persecución a muchos de nuestros hijos en los colegios...», asegura el portavoz del sindicato Erne

A. GONZÁLEZ EGAÑASAN SEBASTIÁN.

El portavoz del sindicato Erne de la Policía vasca, Roberto Seijo, asegura que los más de 300 casos de torturas que el informe del Gobierno Vasco atribuye a la Ertzaintza son «absoluta mentira». La central mayoritaria en este colectivo anuncia que estudiará el informe y que si los servicios jurídicos ven que se pueden iniciar actuaciones judiciales contra sus autores, lo harán.

-¿Qué puede decir tras conocer el informe del Gobierno Vasco que atribuye a la Ertzaintza y a las policías locales la responsabilidad en más 300 casos de tortura?

-Me produce una profunda tristeza que el Gobierno haya participado y presentado un informe sin ningún criterio justificado, cuando no hay ninguna sentencia judicial que pueda dar fe de ello. Consideramos que por parte del Gobierno Vasco hay un maltrato a los trabajadores de la Ertzaintza cuando creemos que es la policía del mundo que más respeta los derechos humanos.

«La hija de un agente le preguntó ayer a su padre: ¿Aita, pero los ertzainas torturáis?»

«La mayoría nos sentimos abandonados por el Gobierno Vasco y el lehendakari»

-¿Cómo ha caído la noticia en el colectivo de la Policía vasca?

-Esta mañana me ha llamado un afiliado para contarme que su hija le había dicho: '¿Aita, pero los ertzainas torturáis? Es que lo he oído en la radio'. Él le ha contestado: '¿Pero qué dices hija? No, no. Hija de verdad'. Le ha explicado que si hubiera algún caso, para eso está la ley que, por supuesto caería con todo su peso sobre la persona que hubiera vulnerado cualquier derecho. Imagínese la sensación de ese ertzaina cuando le ha dicho eso su hija... Somos nosotros los que hemos sido maltratados y torturados por la organización terrorista ETA durante 30 años y hemos sufrido además un gran olvido por parte de todas las instituciones y el Gobierno Vasco desde siempre...

-¿Están dolidos?

-Llevamos más de treinta años y todavía sufrimos las consecuencias de esa tortura. Porque aquí no hay que falsear la realidad, hay que hablar de asesinatos, de persecución, de que nos han quemado cientos de vehículos, nos han hecho irnos de nuestros domicilios, hemos padecido la persecución de muchos de nuestros hijos en muchos colegios... Eso sí que es maltrato y tortura. Y no nos reconocen de la misma manera, ni dan valor a todo el sufrimiento que hemos padecido todos los policías vascos y, en cambio, sí se lo dan a declaraciones y denuncias que no tienen ningún fundamento y que no se apoyan en ninguna sentencia judicial.

-¿Algún responsable del informe se ha puesto en contacto con los sindicatos policiales?

-Cuando salió el primer informe el verano pasado, después de hacer una denuncia pública, hubo una reunión a finales de agosto con Jonan Fernández, a través de la consejería. Allí les trasladamos nuestro profundo malestar y les hicimos llegar la sensación de todo el colectivo de la Ertzaintza de que el informe era injustificado. Ayer (por el lunes), recibí a las 8.30 de la mañana una llamada por parte de Jonan Fernández en la que nos invitaba a ofrecernos unas explicaciones a las siete de la tarde en Oiartzun. Le trasladé, a media mañana, que no íbamos a asistir porque nos parecía fuera de lugar que nos citaran el mismo día que se hacía público el informe y después de hacer una rueda de prensa que estaba convocada a las cuatro de la tarde. Nos parecía una falta de respeto hacia las organizaciones sindicales y un lavado de cara por parte del Gobierno Vasco. No asistimos porque no íbamos a dar legitimidad al informe con nuestra asistencia.

-El forense Francisco Etxeberria dijo el lunes que podía hablar con ustedes y decirles lo que habían recogido en el informe. ¿Están por la labor de recibir la información de primera mano?

-Nos trasladaron el informe vía email. Posiblemente, igual que se lo habrán enviado a los medios de comunicación e instituciones. Creo que acusar a un colectivo de la Ertzaintza que ha sufrido las consecuencias del terrorismo de la manera que las ha padecido y que nos informen por email, nos parece una falta de respeto.

-¿Han hablado con el Departamento de Seguridad?

-La mayoría del colectivo nos sentimos abandonados por el Gobierno Vasco, la consejería y el lehendakari porque se ha intentado cerrar con el olvido una página de más de 30 años de padecimiento del terrorismo.

-¿Van a llevar a cabo alguna iniciativa para rebatir el informe?

-Si algún ertzaina quiere poner en marcha alguna iniciativa nos pondremos en sus manos. Estudiaremos jurídicamente el informe y si los servicios jurídicos ven que se puede iniciar alguna actuación judicial contra los autores del informe, lo haremos. Si ven dañada su imagen y quieren emprender alguna acción legal, lo estudiaremos.

-¿A qué responden entonces los 300 casos denunciados?

-Son mentira absoluta. Desde la ignorancia de lo que dicen los informes, pensamos que han pasado una línea roja de lo que puede ser en algún momento no dar un servicio adecuado a un detenido a afirmar que se ha ejercido maltrato y tortura.

-¿Quiere decir que se ha podido producir algún trato inadecuado, pero no tortura?

-No lo sé tampoco. Si a nosotros nos dan los expedientes de las 317 denuncias, las examinaremos una a una... Pero creo que es gratuito e injusto que se digan unas cosas que tienen estos efectos hacia los propios ertzainas y sus familias, cuando no hay ninguna sentencia.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos