El PNV se revuelve contra Ciudadanos por utilizarle como ariete frente al PP

Josu Erkoreka repasa el plan normativo del Gobierno Vasco para 2018 tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno./MIKEL ARRAZOLA
Josu Erkoreka repasa el plan normativo del Gobierno Vasco para 2018 tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. / MIKEL ARRAZOLA

El Ejecutivo de Urkullu muestra su preocupación por que en el Estado cale el «neocentralismo» que defiende Albert Rivera

MIGUEL VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

La defensa sin complejos que Ciudadanos hace de la unidad de España y su posición contraria a los nacionalismos catalán y vasco ya situaban al partido de Albert Rivera en las antípodas ideológicas del PNV, pero el auge que ha experimentado la formación naranja en las últimas semanas va camino de convertirle en la bestia negra de los jeltzales. Desde que C's fue la fuerza más votada en las elecciones catalanas del 20 de diciembre, sus expectativas electorales a nivel estatal han subido como la espuma y le han situado como un rival electoral temible tanto para el PP como para el PSOE. Rivera no pierde ocasión de desgastar al partido de Mariano Rajoy, y en la última semana no ha habido día en el que no haya utilizado al PNV para tratar de minar la posición del Gobierno del PP. Sobre todo, tras la propuesta de nuevo estatus que el PNV presentó en la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco la semana pasada, que Ciudadanos define como un «plan Ibarretxe 2». Esta estrategia de ataque continuo no ha pasado desapercibida para los jeltzales, que ayer salieron en tromba para censurar a Ciudadanos.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, cargó contra la formación naranja por «agredir» y «zaherir» a su partido para darle «mamporros» al PP y «medrar» en la «guerra particular» que, a su juicio, se han declarado ambas formaciones. Esteban recordó, no obstante, que sin los votos de los nacionalistas vascos será «muy difícil» que haya Presupuestos Generales del Estado para 2018. En ese sentido, afirmó que ahora mismo C's es el que «tira para atrás» posibles acuerdos presupuestarios, más allá de que el PNV se ratifique en que no negociará las Cuentas hasta que se levante el artículo 155 en Cataluña.

El secretario de Relaciones Institucionales del PNV, Koldo Mediavilla, también acusó a Ciudadanos de «envolverse en la bandera» de España y «morder» al PNV para lograr el 'sorpasso' al PP. Aseguró que su partido «se ha esforzado» para no plantear su aspiración política «más elevada» en su propuesta de nuevo estatus para Euskadi, por lo que denunció que un partido como Ciudadanos utilice esa iniciativa para atacar a los jeltzales y, de paso, «calentar el ambiente en Madrid».

Las críticas a Ciudadanos llegaron incluso desde el Gobierno Vasco. Su portavoz, Josu Erkoreka, poco dado a utilizar las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Gobierno para cargar contra otros partidos, no se mordió la lengua a la hora de referirse a la formación de Rivera. «Si el Gobierno tiene alguna preocupación no es tanto por lo que diga un partido que nació para lo que nació, sino por que esa visión neocentralizadora pueda arraigar en el Estado de una manera más transversal», en referencia a que las posiciones de C's acaben condicionando al PP o el PSOE.

Los jeltzales aseguran que ahora mismo C's es el que «tira para atrás» un posible acuerdo para azuzar al PP PRESUPUESTOS DEL ESTADO

Ciudadanos ve como un «desafío a la democracia» la propuesta del PNV, que llama «plan Ibarretxe 2» NUEVO ESTATUS POLÍTICO

Alonso reconoce que en el Gobierno «preocupa» la iniciativa jeltzale, pero pide «cautela» y valorar hechos POSTURA DEL PP VASCO

Ese temor expresado por Erkoreka y el PNV empieza a encontrar alguna base, ya que los ataques de Ciudadanos han puesto a la defensiva al PP en Madrid. El portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, aseguró ayer que la propuesta jeltzale para el nuevo estatus es «una barbaridad» al pretender incluir «el derecho de autodeterminación». «No nos ha gustado nada ni la vamos a aceptar», aseguró Hernando, que al mismo tiempo pidió a PNV y C's que reediten el pacto presupuestario con el PP. El presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso, no fue tan contundente contra la propuesta de autogobierno jeltzale. Reconoció que ha causado «preocupación» en el Gobierno central, pero pidió «cautela» y apuntó que «lo decisivo son los hechos, no lo que se propone».

Mientras, Ciudadanos continuará hoy con su política de acoso al PP a cuenta del PNV. El diputado Juan Carlos Girauta preguntará en el pleno de control del Congreso a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, sobre su opinión ante «el desafío a la democracia planteado por el PNV».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos