El PSE responde al PNV que no debe hacer «ningún tránsito» sobre el autogobierno

Andueza considera «un poco de mal gusto» que la formación jeltzale les diga lo que tienen que hacer en su casa

E. LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

«El PSE tiene las ideas muy claras en materia de autogobierno y no tiene que hacer ningún tránsito por lo que considero un poquito de mal gusto que el PNV nos diga lo que tenemos que hacer en nuestra casa». En este tono de enfado respondió ayer el secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Eneko Andueza, a la presidenta del Bizkai Buru Batzar, Itxaso Atuxa, después de que ésta asegurase un día antes que el PSE tiene que hacer «un tránsito» sobre el autogobierno y defender en el conjunto del PSOE posturas más audaces sobre el encaje de Euskadi en el encaje de España. Declaraciones que molestaron a los socialistas vascos.

Ayer, el líder guipuzcoano no escondió su enfado. Replicó a los jeltzales que el PSE no se cierra a debatir sobre cualquier cuestión como puede ser el derecho a decidir, pero apuesta por trabajar para lograr un Estatuto «más social, dinámico y flexible» y evitar «ensoñaciones». En una entrevista en Radio Euskadi, Andueza afirmó que a él no le gusta «entrar en casa de los demás» por lo que le parece «un poquito de mal gusto» que Atutxa les dijera «lo que tenemos que hacer en nuestra casa». «Nosotros no nos dedicamos a decir a ellos lo que tienen que hacer en la suya», manifestó.

El portavoz parlamentario adjunto del PSE-EE aseguró que no cree que el partido tenga que hacer «ningún tipo de transición ni los deberes en casa» porque el posicionamiento del partido «es el que es» y su partido ha liderado «una postura abierta en todo lo referente al análisis del actual modelo territorial en el Estado».

Andueza insistió en que también le parece de mal gusto que, «de alguna manera, quieren hacer una especie de envolvente para que el PSE-EE termine convirtiéndose en algo que no es». En este sentido, defendió que su partido «nunca ha sido nacionalista» y tampoco van a pretender que el PNV «se convierta en socialista» porque «cada cual tiene su visión, su ADN». A su juicio, «parte del éxito de este acuerdo de Gobierno es precisamente que hemos acordado entre dos partidos de tradiciones muy diferentes, centrándonos en lo que nos une y no en lo que nos separa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos