Reino Unido advierte a sus turistas de la inestabilidad

M. SÁIZ-PARDO MADRID.

El Foreign Office, el departamento de Exteriores del Gobierno británico, lanzó una alerta al mediodía de ayer en la que avisa a sus ciudadanos del riesgo de «confrontaciones» en Cataluña y les recomienda tomar precauciones porque algunas concentraciones «pacíficas» podrían derivar en incidentes.

Se trata del segundo aviso en tres semanas del Gobierno de Londres a cuenta de las «confrontaciones». El Ejecutivo de Theresa May ya emitió un mensaje muy similar el viernes 29 de septiembre, 48 horas antes de los disturbios que tuvieron lugar el 1-O, durante la jornada del referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

En esta ocasión, el Foreign Office alerta de que es «probable que haya más demostraciones (populares) en Barcelona y otras zonas de la región de Cataluña», similares a las de los días posteriores a la consulta secesionista.

El departamento de Exteriores no menciona si este nuevo aviso está relacionado con la posibilidad de que el Gobierno de Carles Puigdemont declare la independencia de forma unilateral o por la aplicación del artículo 155 por parte del Ejecutivo central.

La alerta, a la que ha tenido este acceso este periódico y que se remitió por los canales oficiales de manera masiva, apunta que «demostraciones pensadas para ser pacíficas pueden escalar» y «derivar en confrontaciones» con «poca o ninguna advertencia» previa. El Gobierno británico recomienda a sus ciudadanos residentes o de visita en Cataluña especial «cautela» si éstos se encuentran en las proximidades de estas posibles protestas o manifestaciones.

Además, el Foreign Office advierte de que estas «demostraciones» multitudinarias podrían «causar algunos trastornos y retrasos en los servicios de transporte» en toda la comunidad.

Fotos

Vídeos