El PP recurre su condena en Gürtel porque alega que no se lucró de la trama

«¿Por qué se responsabiliza al partido de entregas de dinero de las cuentas del Grupo Correa?», se pregunta la formación

MELCHOR SÁIZ-PARDO MADRID.

El PP ya anunció que no se iba a conformar con la sentencia de Gürtel que le condenaba por haberse lucrado de la trama de Francisco Correa. Y ayer, los populares fueron los primeros en recurrir el fallo. Y lo hicieron con duras críticas al tribunal de la Audiencia Nacional, al que acusaron de no argumentar cómo llegó a la conclusión de que el PP se benefició de las irregularidades que los imputados cometieron en los municipios madrileños de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón.

Los abogados del PP hacen por ceñirse a las cuestiones jurídicas sobre su condena como partícipe a título lucrativo, sin entrar en los otros dos temas espinosos de la sentencia: la declaración como hechos probados de que existió una 'caja B' en el partido desde, al menos, 1989 y la acusación de los magistrados de que Mariano Rajoy no fue «veraz» en su declaración. El PP pide su absolución por la condena a título lucrativo que le obliga a pagar 245.000 euros, al tiempo que afirma que la sentencia que la Audiencia Nacional dio a conocer el pasado 24 mayo adolece de falta de razonamientos jurídicos. En particular -sostiene el PP- la sala nunca ha detallado qué «partidas» desviadas de la trama de Francisco Correa fueron a parar a las arcas de PP y por qué conceptos concretos.

«¿Por qué se hace responsable al PP de entregas de dinero procedentes de las cuentas del Grupo Correa? ¿Cómo saben los magistrados de la mayoría que después ese dinero se invirtió en pagar actos del PP? ¿Qué actos, dónde se celebraron, cuándo tuvieron lugar? ¿Por qué la sentencia dice que esos fondos tienen origen desconocido y sin embargo los incluye como posible producto de un delito?», cuestiona el PP.

El lamento principal del Partido Popular es que la vasta sentencia no explica cómo llegan los jueces a la conclusión que el PP nacional se enriqueció de las irregularidades en dos pueblos de Madrid cuando las estructuras internas sobre financiación están divididas. Recrimina que el fallo obvie la declaración en calidad de testigo en el juicio del jefe del departamento de Auditoría Interna del PP, Carlo Lucca de Mignani. Este testigo negó que los populares mantuvieran una contabilidad paralela, si bien admitió que había financiación del PP por parte de donantes desconocidos. El partido reprocha al tribunal que ni se mencione el testimonio de Mignani negando la existencia de la caja B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos