Una recreación en vídeo anticipa la sede del Memorial por las Víctimas

El edificio que albergará el memorial continúa inmerso en un proceso de reforma integral y las obras de adecuación no acabarán hasta finales de este año

A.GONZÁLEZ EGAÑA

Una recreación en vídeo anticipa la sede del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo en Vitoria, actualmente en obras, en la antigua delegación del Banco de España en Vitoria. A falta de tres meses para acabar los trabajos de adecuación del edifico, el subsecretario de Interior, Luis Aguilera, viaja mañana a la capital alavesa para realizar una visita al edificio, en la que estará acompañado por el delegado del Gobierno en Euskadi, Javier De Andrés, y el director del centro memorial, Florencio Domínguez.

El vídeo, de una duración de 4,42 minutos muestra los distintos estancias que conformarán el futuro centro. El vídeo muestra seis espacios en los que está dividido el inmueble vitoriano de alrededor de 3.500 metros cuadrados. Con una decoración moderna en la que predomina el color blanco, el edificio contará con un espacio de acogida, unl centro documental, un espacio memorial, una exposición permanente, otra temporal, así como un patio central.

El edificio que albergará el memorial continúa inmerso en un proceso de reforma integral y las obras de adecuación no acabarán hasta finales de este año.

Este centro recibará, entre otros, objetos y documentos incautados a ETA desde 1999 en casos instruidos por el Tribunal de Gran Instancia de París y que han sido juzgados de forma definitiva.

El Memorial por las Víctimas del Terrorismo incluirá también una réplica del zulo en el que ETA retuvo secuestrado a José Antonio Ortega Lara entre 1996 y 1997. El funcionario de prisiones permaneció 532 días en un pequeño receptáculo bajo tierra: tres metros de largo, por 2,5 de ancho y 1,80 de alto. Su único mobiliario era una hamaca de playa, a modo de camastro, un saco de dormir y objetos de aseo. En un total aislamiento, los terroristas utilizaban un minúsculo ventanuco para hacerle llegar la comida.

La réplica del lugar de cautiverio de Ortega Lara tendrá el mayor realismo posible. Desde un techo acristalado, los visitantes podrán observar desde arriba la crudeza del agujero en el que ETA retuvo contra su voluntad hasta el límite de sus fuerzas a Ortega Lara. La exposición permanente ofrecerá otros cuatro apartados. Uno dedicado a la contextualización de la violencia, acompañada de otro dedicado a la historia del terrorismo en España y en el mundo. Además, se incluirá información sobre los atentados yihadistas más conocidos, como los del 11-S de Nueva York. También se hará hincapié en los terroristas, en cómo actuaron, cómo estigmatizaron a sus víctimas. Y habrá también un espacio dedicado a la respuesta policial, judicial, ciudadana y política. La muestra fija incluirá carteles con imágenes y sonidos reales de amenazas y manifestaciones, a los que se unirán los testimonios de las víctimas.

Para el diseño museístico, la plantilla del Centro Memorial se ha inspirado en museos o lugares de recuerdo relacionados con el terrorismo o el Holocausto en otros países. También museos de España dedicados a otros fines, pero con características arquitectónicas similares. Así, se han realizado visitas al Museo de las Peregrinaciones de Santiago de Compostela, a centros conmemorativos del Holocausto en Francia, Bélgica, Holanda y Alemania, y a memoriales de los diferentes bandos del conflicto de Irlanda del Norte. “Todo un aprendizaje para seleccionar contenidos y observar cómo se trabaja a nivel pedagógico con visitas y talleres escolares, un aspecto fundamental para neutralizar el discurso legitimador del terrorismo”, asegura la Fundación Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo.

Fotos

Vídeos