El PNV recela de una reforma constitucional si no avanza hacia un Estado plurinacional

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, interviene desde la tribuna en un pleno de esta semana./EFE
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, interviene desde la tribuna en un pleno de esta semana. / EFE

Esteban considera que, si la voz de Euskadi y Cataluña no se escucha, la posibilidad de cambio es «una verdad formal, pero una falsedad práctica». Los jeltzales se ponen en guardia ante la postura que podrían adoptar PP y Ciudadanos

MIGUEL VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

La grave crisis de Estado que ha puesto sobre la mesa el proceso secesionista catalán ha llevado a los dos principales partidos estatales, el PP y el PSOE, a ponerse de acuerdo por primera vez para abordar una reforma de la Constitución de 1978. El líder socialista, Pedro Sánchez, ha arrancado este compromiso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como condición para respaldar la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no cede en su empeño de avanzar hacia una república catalana independiente. Los principales partidos del Congreso han tratado de reaccionar de una manera proactiva ante la hipótesis de tener que tomar medidas coactivas contra las instituciones catalanas en las próximas semanas. Esta propuesta de reforma constitucional, sin embargo, es vista con escepticismo e incluso con recelo por los partidos nacionalistas vascos, que dudan que pueda servir para dar cauce al «derecho a decidir» que reclaman para Euskadi.

Fuentes del PNV ven «con mucha cautela» los movimientos que se están produciendo en los últimos días, dirigidos a abrir el melón de la reforma constitucional, y recalcan que «todo intento que no vaya en el sentido de reconocer la realidad plurinacional del Estado estará condenado al fracaso». Aunque el modelo federal que defiende el PSOE de Pedro Sánchez podría abrir la puerta a consagrar esa «plurinacionalidad», según ha confesado en alguna ocasión el secretario general socialista, fuentes del EBB señalan que la decisión del PP y de Ciudadanos de participar en este debate puede cortocircuitar cualquier avance en ese sentido. Más aún, la formación jeltzale teme que «el PP y el partido de Albert Rivera, que en este tema está todavía más a la derecha», quieran apostar por una reforma que vaya en la dirección contraria.

El PNV anuncia que tomará parte en cualquier foro de debate que se constituya en el Congreso para analizar el modelo territorial del Estado, como puede ser la comisión que ha impulsado el PSOE y que pretende desarrollar su trabajo durante los seis próximos meses, pero al mismo tiempo no tiene ninguna urgencia en abordar una reforma constitucional. La posición del EBB es que la actual Constitución, con su disposición adicional primera que reconoce los derechos históricos de los tres territorios forales vascos y de Navarra, ya ofrece una «percha» de la que podrían colgar el «reconocimiento nacional» y el «derecho a decidir del pueblo vasco». Siempre que haya «voluntad política» para ello, recalcan.

Una reforma destinada a «barnizar» el modelo autonómico actual «estaría condenada al fracaso» VISIÓN PLURINACIONAL

La propuesta federal del PSOE podría tener puntos interesantes, pero el PNV no ve a PP y C's en esa onda ESCEPTICISMO

El grupo jeltzale advierte que la aplicación del 155 en Cataluña llevaría el debate a «un clima imposible» COMISIÓN EN EL CONGRESO

Los jeltzales también creen que la reforma constitucional «no debería utilizarse solo para barnizar el modelo actual», sino que tendría que modificar un modelo de Estado que ven «agotado». «Si se vuelve a optar por el 'café para todos' entre las 17 autonomías, sin atender a realidades nacionales de Euskadi y Cataluña, la reforma estará condenada al fracaso», señalan fuentes del EBB.

Voluntad de acuerdos

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, avanzó algunas ideas sobre la hipotética reforma constitucional en el pleno del miércoles, en el que Rajoy compareció para explicar sus medidas ante el conflicto catalán. «Está bien apelar al diálogo dentro de la ley, pero también hay que mostrar alguna voluntad de llegar a acuerdos cuando se plantea una reforma de la Constitución», afirmó Esteban. A su juicio, «aunque todos los catalanes y vascos nos pusiéramos de acuerdo para modificarla, ustedes seguirían teniendo mayoría en las Cortes para negarse y nos dirían democráticamente que no». Por tanto, para el portavoz jeltzale «afirmar que se puede cambiar la Constitución es una verdad formal, pero una falsedad en la práctica».

Esteban también advirtió que, «si se aplica el artículo 155, la comisión sobre el modelo territorial se desarrollaría en un clima imposible».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos