Rajoy reivindica su actuación «intachable» frente el «populismo» catalán

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,durante su intervención hoy en la inauguración de la VIII edición del Spain Investors Day. / EFE

El presidente del Gobierno alerta sobre la inestabilidad política en Cataluña como la «mayor sombra» que se cierne sobre la economía

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Si el PP necesita un tiempo de reflexión para saber qué pudo fallar en Cataluña, Mariano Rajoy excluye la aplicación del artículo 155 de la Constitución de la revisión de los errores cometidos. "Se ha sabido dar una respuesta legal, democrática y políticamente intachable a un ataque sin parangón a nuestro orden constitucional, como fue la declaración ilegal de independencia", ha reivindicado esta mañana frente a 39 de las empresas españolas que cotizan en Bolsa en un discurso en el que ha llamado a combatir el "populismo" catalán.

La hoja de ruta de los independentistas puso en duda, a su entender, principios básicos de la convivencia como la seguridad jurídica, el imperio de la ley y el respeto al Estado de Derecho. Pero además, el presidente del Gobierno ha advertido sobre el secesionismo como parte de un fenómeno que trasciende a España y que afecta a otros países europeos. "No hay que olvidar que el objetivo de cualquiera de estas formas de populismo es poner en cuestión proyectos políticos, sean estos España o la UE, que han permitido garantizar la paz, la prosperidad y la democracia y los derechos de los ciudadanos únicamente para hacer prevalecer los derechos de unos pocos", ha enfatizado. Y su receta es "legalidad y razón".

En este sentido, y en la VII edición del foro económico Spain Investors Day, el el jefe del Ejecutivo ha ensalzado "la inteligencia, prudencia y buen hacer" con la que han actuado las empresas en Cataluña -muchas de ellas decidieron trasladar su sede social fuera del territorio- y ha advertido sobre los riesgos que tiene para la economía la incertidumbre política tras el 21-D a falta de la constitución del nuevo Gobierno de la Generalitat.

"La inestabilidad en esa comunidad autónoma constituye la mayor, por no decir la única sombra que se cierne sobre la economía y eso llevó al Gobierno a rebajar las expectativas de crecimiento para 2018 hasta el 2,3% del PIB", ha señalado. Ahora Rajoy espera que el próximo Ejecutivo catalán "acate el orden constitucional y el Estado de Derecho". De hecho, fía revisar al alza el crecimiento para 2018 a la normalización de la situación política.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos