Rajoy pone en valor los acuerdos con el Gobierno Vasco frente al desafío secesionista catalán

Mariano Rajoy en en la primera jornada de la Escuela Miguel Ángel Blanco, celebrada en Bilbao. / Telepress

El presidente del Ejecutivo central interviene en la primera jornada de la Escuela Miguel Ángel Blanco y promete que no se celebrará el referéndum en Cataluña

AINHOA MUÑOZBilbao

Mariano Rajoy ha sido rotundo: el referéndum secesionista previsto para el próximo 1 de octubre en Cataluña "no se va a producir porque es ilegal". El presidente del Gobierno central ha comparecido este sábado en la primera jornada de la Escuela Miguel Ángel Blanco que acoge el Palacio Euskalduna de Bilbao y no ha ofrecido ni la más mínima garantía para que Carles Puigdemont y la Generalitat puedan llevar a cabo la consulta."Se han desconectado de la realidad", ha dicho, para después invitar al president y a su nuevo equipo de consellers a que "desconecten de su delirio y vuelvan a conectarse a la ley y al Estado de Derecho que están violando de manera ininterrumpida".

Frente al desafío rupturista catalán, Rajoy ha puesto en valor la buena sintonía existente entre su Ejecutivo y el Gobierno Vasco. Una nueva forma de trabajar entre ambos gabinetes tras años enquistados que Rajoy ha resumido con tres palabras: pacto, acuerdo y entendimiento. Ese es el camino, ha manifestado, para "ofrecer resultados positivos para todos". Lo que pretende hacer la Generalitat, ha insistido, "no tiene ningún beneficio para nadie".

«Los dos asuntos más importantes que tiene hoy España son la defensa de la soberanía nacional y la lucha contra el terrorismo»

Por eso, ha hecho hincapié en que si se "viola" la ley el Gobierno central "la cumplirá". "Si se deslizan por la peligrosa pendiente de la radicalidad, responderemos con sensatez, moderación, sentido común y concordia", ha manifestado.

Mensaje a ETA

El presidente del Gobierno también ha afirmado que el "único final" que le queda a ETA pasa por "reconocer el daño, pedir perdón a las víctimas y desaparecer" por ser además lo que "la sociedad le reclama". Ha subrayado que los dos asuntos "más importantes" que tiene hoy España son "la defensa de la soberanía nacional y la lucha contra el terrorismo", al tiempo que ha recordado los atentados yihadistas sufridos en los últimos meses en varios países europeos.

Mari Mar Blanco: «Nada les debemos y nada les daremos»

Mari Mar Blanco, hermana del edil de Ermua Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA hace veinte años por ETA, ha afirmado que las víctimas abogan por un relato en el que quede claro que "de manera unilateral se utilizó la violencia, un relato de vencedores y vencidos", y ha advertido a la organización terrorista de que "nada les debemos y nada les daremos". Ha agradecido a los presentes su presencia y ha reconocido que la presente ha sido una semana "dura" en la que ha tenido que "aguantar la bronca de alguna alcaldesa que me recriminaba que las cosas se negocian y hay que dialogarlas", en referencia a la polémica surgida con la primera edil madrileña, Manuel Carmena. De este modo, ha reconocido que pese a algunas "sombras" y los "posicionamientos de algunos partidos políticos", personalmente apuesta por quedarse "con la parte positiva, con el cariño de tantos compañeros que ha sido mi fuerza para llegar aquí".

"En nombre de mi familia gracias, porque habéis recordado y homenajeado a las víctimas como se merecen frente a quienes querían olvidar y hacer borrón y cuenta nueva", ha denunciado. Ha resaltado que ETA ha sido "derrotada y está vencida", aunque no se puede "bajar la guardia" hasta que se disuelva de manera incondicional y entregue las armas. Ha criticado, además, aquellos actos de "propaganda" que han pretendido "blanquear la historia de terror" de ETA o modificar la actual política penitenciaria.

Tras glosar la figura del exconcejal del PP asesinado por ETA hace 20 años, ha destacado su "vocación de servicio público y ganas de trabajar" y ha resaltado que decidió afiliarse a la formación popular aunque años después "le arrancaron la vida los terroristas".

Asimismo, ha incidido en que hace 20 años los españoles dijeron 'basta ya' a la barbarie terrorista, lo que desató "una rebelión cívica que dio lugar al 'espíritu de Ermua' y representó un antes y un después en la lucha contra el terrorismo".

En este contexto, ha denunciado que los terroristas buscan "deshumanizar a las víctimas y que éstas queden como un número", motivo por el que es necesario "visibilizarlas".

"ETA debe reconocer el daño causado, que nunca tuvo sentido, pedir perdón a las víctimas y desaparecer, ése es el único final que les queda y el que la sociedad le reclama", ha zanjado.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos