Rajoy mueve ficha con las víctimas y cita a las asociaciones este jueves en Madrid

Florencio Domínguez y Javier de Andrés/Igor Aizpuru
Florencio Domínguez y Javier de Andrés / Igor Aizpuru

La Delegación del Gobierno en Euskadi y el Centro Memorial firman un acuerdo para la cesión de documentos sobre ETA

A. GONZÁLEZ EGAÑA

Mariano Rajoy quiere ser el primero en mover ficha con las víctimas del terrorismo tras el anuncio de disolución de ETA. Con este objetivo, el Gobierno del PP ha convocado para pasado mañana, jueves, en Madrid a las asociaciones y fundaciones de afectados -Covite, AVT, Fundación de Víctimas del Terrorismo, así como las dedicadas a Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordóñez y Fernando Buesa-. La cita, que podría tener como escenario el Palacio de la Moncloa, será un encuentro al más alto nivel y llegará justo una semana después del anuncio de cierre definitivo de la banda terrorista. La reunión tendrá como eje principal conocer de primera mano las preocupaciones de este colectivo, que en este escenario de final de ETA se ha mostrado muy crítico con el modo en que se ha gestionado el adiós de la banda.

El director de otra fundación, la del Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, por su parte, firmó ayer un acuerdo con el delegado del Gobierno en Euskadi, Javier de Andrés, por el que la Delegación del Gobierno cede al futuro museo una parte de su fondo documental, compuesto por dossieres de prensa relacionados con la actividad de la banda terrorista ETA. Este material forma parte de la labor de documentación y hemeroteca que la Delegación del Gobierno realiza desde finales de la década de 1980 sobre temas de actualidad política, económica, social y cultural del País Vasco, entre los que la actividad etarra ocupa un lugar importante. Se trata de casi un centenar de archivadores con cerca de 50.000 registros sobre informaciones publicadas por distintos medios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos