«La de ETA es la historia de un fracaso y solo quedará el sufrimiento y la dignidad de las víctimas»

Mariano Rajoy en Logroño./Justo Rodríguez
Mariano Rajoy en Logroño. / Justo Rodríguez
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

El presidente garantiza que la banda no obtendrá nada y que en política penitenciaria el Gobierno se moverá dentro de la ley

JOSÉ ANTONIO DEL RÍOLogroño

La misma mañana en la que ETA confirmó el jueves su disolución, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de visita oficial a La Rioja, descartó concesiones para la banda terrorista.

-¿Qué balance hace tras la desaparición de ETA?

-ETA hoy es poco más que unas siglas vacías y una larga historia de crímenes y dolor. Este no es más que su certificado de defunción. Hace ya mucho tiempo que ETA fue derrotada por la democracia española, por el coraje de las víctimas, por la eficacia de las fuerzas de seguridad del Estado, por la determinación de jueces y fiscales, por la colaboración internacional y por la unidad de los demócratas. ETA está derrotada hace tiempo, nada tenemos que agradecerle porque ahora anuncie su disolución. No consiguió ninguno de sus objetivos políticos y no los va a conseguir ahora. La suya es la historia de un fracaso que solo dejará para la historia el sufrimiento y la dignidad de sus víctimas.

«El PP no tiene nada que ver con esa caricatura que algunos pretenden; todos somos compañeros»

-El lehendakari Urkullu sugirió que, en este momento, usted sería sensible a un cambio en la política penitenciaria.

-El Gobierno y yo siempre hemos trabajado en el marco de la absoluta legalidad. Lo hemos hecho hasta ahora, lo vamos a seguir haciendo y ningún anuncio de ETA va a cambiar esto.

-¿Fue usted conocedor, como informó la semana pasada la Cadena Ser, de las conversaciones que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero mantuvo con ETA en la legislatura de 2004?

-¡Jamás! ¡Esto es increíble! No he sido nunca partidario de la negociación y nunca he sido conocedor del desarrollo de ninguna negociación.

-Pese a que el anuncio de la banda ha desplazado el resto de asuntos a un segundo plano, en el Congreso sigue la tramitación presupuestaria. Usted ha pasado de mantener que era imposible subir las pensiones por encima del 0,25% a aceptar la subida de todas para que el PNV dé su apoyo a los Presupuestos. ¿No cree que así se confunde al ciudadano, que le hace sentirse engañado?

-Lo que espero es que el ciudadano se sienta contento por tres motivos: primero, porque las pensiones van a subir, todas; segundo, porque esa subida es fruto del diálogo político; y tercero, porque la economía está en un punto que nos permite hacer cosas que otros años no eran posibles. Y permítame que añada que en este acuerdo no hay contrapartidas políticas ni transferencias, como algunos quisieron hacer creer.

-Decisiones como esta, ¿deben preocupar a quienes están cotizando? ¿Puede asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones?

-El principal pilar sobre el que se sostienen las pensiones es el empleo. Cuando llegamos al Gobierno, por cada nuevo pensionista que entraba en el sistema se destruían tres empleos. Hemos conseguido revertir esa situación y hoy por cada nuevo pensionista hay seis cotizantes más. Estamos a la cabeza de Europa en creación de empleo, y ahí reside la clave de un sistema sostenible, ser capaces de tener una base sólida de cotizantes. De todos modos, siempre pido que en el Pacto de Toledo se realicen propuestas y se adopten medidas consensuadas para afianzar nuestro sistema de pensiones.

-¿Le exigió a Cristina Cifuentes que dimitiera antes o después de conocer el vídeo del hurto?

-No tiene mucho sentido estar en las cosas pequeñas. Intentemos ir a la mayor y la mayor es que Cristina Cifuentes hizo lo que tenía que hacer, tanto en la Comunidad de Madrid como en el partido, y eso le honra. Todo lo demás es accesorio.

-¿Puede asegurar que el vídeo no partió del PP?

-Mi partido no tiene nada que ver con esa caricatura que algunos pretenden hacer a base de insidias y chismes. El PP es una gran formación política, donde somos compañeros. Sin duda, habremos cometido algún error, no somos perfectos, pero a los españoles no les ha ido nada mal cuando gobierna el PP. Esos son los hechos que me interesan; de las calumnias no me puedo ocupar.

-¿Le ha quitado más el sueño el asunto Cifuentes, las protestas de los pensionistas o Cataluña?

-A mí me preocupan muchas cosas y me ocupan muchas más. La principal, que los españoles tengan empleo, mejores sueldos, mejores pensiones. Nos ha costado muchísimo esfuerzo, al Gobierno y a todos los españoles, superar una crisis enorme, y aún queda camino por recorrer. Evidentemente, me preocupa la situación de Cataluña, pero creo que, a pesar de todas las críticas, la situación es mejor porque se ha demostrado que un Gobierno que ataca la Constitución puede ser destituido con las herramientas de esa misma Constitución.

-¿Es consciente el presidente de que el común de los españoles está más que harto del asunto catalán y, sobre todo, de que no se le haya encontrado aún una solución?

-Entiendo que haya hartazgo. Es una situación de tensión permanente que no conduce a ninguna parte más que a la frustración y a la división. Pero son los mismos partidos que nos han llevado hasta aquí los que tienen en su mano la solución, que es formar un Gobierno dentro de la ley. Yo hice lo que tenía que hacer, que era echar a los que estaban dando un golpe a la Constitución, al Estatut, a las leyes del Parlament y a la soberanía de todos los españoles, y, acto seguido, convoqué elecciones para restablecer la normalidad institucional. Los independentistas han llevado a Cataluña a una situación terrible de división social, de deterioro económico y de desprestigio absoluto. Han pretendido hurtar a todos los españoles, y con ellos a más de la mitad de los catalanes, algo que es de todos, que es el derecho a decir lo que debe ser su país. Por ahí, evidentemente, no iba a pasar. Soluciones, muchas, todas, pero dentro de la ley.

-¿Imagina ya un escenario final? ¿No cree que la imagen de España va a sufrir un desgaste?

-El escenario final debería ser tener un Gobierno autonómico dentro de la ley y que gobierne para todos los catalanes. Cuando esto pase, se verá que España ha salido más fuerte porque habrá demostrado que es capaz de resistir con las armas de la democracia y el Estado de Derecho uno de los mayores retos que se puede plantear a cualquier país.

-¿Cree de verdad lo que anuncian las encuestas de que Ciudadanos es la primera fuerza?

-Habrá que seguirlas con atención y ver lo que pasa en las elecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos