Puigdemont contrata a un abogado belga que defendió a presos de ETA

Carles Puigdemont. / Efe

El expresidente de la Generalitat ha viajado a Bruselas desde Marsella acompañado de cinco exconsejeros de su Gobierno sin que haya trascendido el motivo del viaje

COLPISA y NURIA VEGAMadrid

El abogado belga Paul Bekaert ha confirmado hoy que ha sido nombrado "consejero" por el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, según publica el diario L'Echo y difunde la cadena pública flamenca de televisión VRT.

Bekaert fue también el abogado de la presunta etarra Natividad Jáuregui, que Bélgica rechazó entregar a España después de tres órdenes de arresto dictadas por la Audiencia Nacional en 2004, 2005 y 2015.

El expresidente de la Generalitat ha viajado a Bruselas desde Marsella (Francia) acompañado de cinco exconsejeros de su Gobierno. La comitiva se dirigió en coche desde Cataluña hasta Marsella y, una vez allí, tomaron un vuelo con destino a Bruselas, según han confirmado fuentes del Ejecutivo, que no han explicado sin embargo cuál es el objetivo de este viaje.

El desplazamiento se produce el mismo día en que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha anunciado una querella por sedición y rebelión por parte de la Fiscalía contra los ex miembros del Govern, y apenas un día después de que el secretario de inmigración del gobierno belga, Theo Francken, del partido independentista flamenco N-VA, se mostrara abierto a ofrecer "asilo" a Puigdemont. Una idea que, sin embargo, fue reprobada horas más tarde por el primer ministro belga, Charles Michel, quien aseguró que el asilo para el expresidente catalán "no está en absoluto en el orden del día de su Gobierno" y pidió a Francken que "no echara más leña al fuego".

Hasta el momento, ninguna fuente oficial ha confirmado que la intención de Puigdemont sea solicitar asilo político en Bélgica, y el expresidente catalán no tiene previsto realizar una comparecencia pública hasta mañana martes. Sin embargo, el viaje ha disparado las alarmas y generado rumores y comentarios como el del exdiputado de JxSí Lluís Llach, quien ha dado por hecho que se exiliarán.

Requisitos para el asilo

Mientras se resuelve la incógnita, el comisario general belga para los refugiados y los apátridas, Dirk Van den Bulcke, ha explicado este lunes los requisitos para que Bélgica concediera asilo a un ciudadano europeo, aunque sin hacer referencia a ningún caso concreto. Así, Van den Bulcke ha declarado a la cadena de televisión RTL que, ante todo, deben existir "señales serias de persecución" e, incluso en ese caso, debería correr riesgos en el país de origen, acreditando la "imposibilidad de obtener protección" en dicho país.

Aunque Bélgica es uno de los pocos países europeos que sí tiene previsto un procedimiento de asilo para ciudadanos de otros Estados miembros, Van den Bulcke ha recordado que obtenerlo constituye una "situación muy excepcional". Según ha concretado, el proceso exige presentar una solicitud en la Oficina de Extranjería y dicha socilitud se remite al Comisariado General para Refugiados y Apátridas (CGRS), que tiene cinco días para tomar una decisión contra la que no cabe recurso en caso de rechazo. Sin embargo, ha insistido, esta institución puede optar por desestimar la solicitud "si no queda claro en la declaración del solicitante que tiene un miedo fundado a la persecución o corre un riesgo real de daños serios". En los últimos diez años, han recurrido a este procedimiento minorías gitanas de Eslovaquia y Rumanía, aunque su solicitud no prosperó.

La comitiva de Puigdemont

Los acompañantes de Puigdemont son los cinco exconsellers que ocupaban las carteras de Gobernación, Meritxell Borràs; Salud, Antoni Comín; Interior, Joaquim Forn; Trabajo y Asuntos Sociales, Dolors Bassa: y Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Meritxell Serret. Dos de ellos pertenecen al PDeCAT -Borràs y Forn- mientras que los otros tres -Comin, Bassa y Serret- son de ERC.

Más información

El PP tacha el viaje de «delirante»

De “delirante” tachan en el PP que el independentismo pueda estar planteándose buscar asilo político en algún país de la UE. En todo caso, fuentes del partido aseguran no estar preocupadas por los movimientos de Puigdemont y sus exconsejeros. Es más, creen que conceder amparo a la causa secesionista iría en contra de los principios comunitarios y descartan que ningún socio vaya a otorgar respaldo alguno a esa propuesta.

El coordinador general del PP enmarca, de hecho, el viaje de Puigdemont en la “más absoluta desesperación” del secesionismo, que busca fuera de sus fronteras la comprensión de otros partidos “nacionalistas”, como el del secretario de Estado de Inmigración belga, pese a la rápida reacción del primer ministro del país. Siendo así, Fernando Martínez-Maillo reprocha a Puigdemont no haber optado por quedarse “en casa”. Y ha dejado claro que el expresidente de Cataluña tiene “libertad de movimiento” para poder ir a Bruselas, pero también para “volver”.

Fotos

Vídeos