El PSOE se ratifica en su apoyo al 155 frente a Podemos y los recelosos del PSC

Óscar Puente. / Efe

«No hay nada progresista en la causa independentista», remarca el portavoz de la ejecutiva federal

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El PSOE no tiene ningún pero que poner a las medidas acordadas en sábado por el Consejo de Ministros para tratar de poner fin al desafío independentista de Cataluña. El portavoz de la ejecutiva federal del partido, Óscar Puente, ha asegurado hoy que su formación está dispuesta a oír propuestas para matizar o modificar iniciativas concretas durante el trámite que ahora se abrirá en el Senado pero, pese a las duras críticas de Podemos y los recelos que la aplicación del artículo 155 ha despertado en las filas del PSC, se ha ratificado “en términos generales” en el apoyo ya anunciado la semana pasada a la intervención total de la autonomía.

“La posición del PSOE en defensa de la legalidad es también la defensa de la bandera de la izquierda porque no hay nada de progresista en la causa independentista, no hay nada de progresista –ha argumentado- en apoyar que las regiones ricas de Europa se independicen”.

Los socialistas, como el PP, alegan que su propósito es restituir el autogobierno y no liquidarlo. Sostienen que ha sido Carles Puigdemont quien ha acabado con él conduciendo a Cataluña al “caos” más absoluto y que la obligación del Estado de derecho es actuar para defender a los ciudadanos que ven conculcados sus derechos. Y, en concreto, Puente ha mencionado a los pequeños empresarios que, a diferencia de las multinacionales, no tienen capacidad para trasladar su domicilio social a otros lugares de España para sortear las dificultades en la que les sitúa un escenario de enorme inseguridad jurídica. “Van a pagar más que nadie”, ha dicho.

Iceta descarta una consulta sobre el 155 en el PSC

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha descartado que su partido consulte a los militantes para decidir la postura sobre el artículo 155 de la Carta Magna, y ha rechazado que pueda haber una "ruptura" con el PSOE sobre la aplicación del 155.

En rueda de prensa este lunes, ha explicado que una consulta no se puede hacer "materialmente" porque quedan pocos días para el pleno del Senado que prevé aprobar la aplicación, y ha asegurado que no habrá una ruptura socialista.

"No hay discrepancias entre el PSC y el PSOE" --ha dicho-- porque comparten el objetivo de que las instituciones catalanas vuelvan a la legalidad y de que no se declare la independencia, por lo que ha insistido en reclamar al presidente de la Generalitat que convoque elecciones autonómicas y comparezca ante el Senado para ofrecer diálogo.

El portavoz socialista ha tratado, en todo caso, de minimizar la fractura abierta en el seno del PSC por la posición oficial respecto al 155 y ha defendido que lo único que revela la dimisión de Nùria Parlon, hasta el pasado sábado miembro de la ejecutiva de Pedro Sánchez, o la carta firmada por otros grandes alcaldes de la formación catalana en contra del precepto constitucional es una “pluralidad de opiniones que en ningún caso desdibuja una posición clara”, tanto del propio PSC como del PSOE. Dicho esto, no se ha atrevido a vaticinar cuál será la posición del expresidente de la Generalitat y hora senador José Montilla en el pleno decisivo que la Cámara Alta celebra este viernes.

Puente sí ha querido subrayar que el PSOE estará “vigilante” y ejercerá una labor de “control” respecto a la actuación del Gobierno en el desarrollo de las medidas que se aprueben. Medidas que el PSOE no ha sometido ni a la consulta de su Comité Federal ni a la de la militancia. Respecto al máximo órgano de decisión socialista –cuya reunión fue convocada por Sánchez y luego suspendida-, ha dicho que se reunirá “cuanto antes” pero hasta que hayan concluido todos los congresos regionales del partido. Y sobre la consulta a las bases, ha alegado que se barajó pero se llegó a la conclusión de que no daba tiempo.

Fotos

Vídeos