PNV y PSE-EE evidencian sus «discrepancias de fondo» en materia soberanista

AGENCIAS VITORIA.

El PNV y el PSE, socios de gobierno en el Ejecutivo Vasco, evidenciaron ayer en el Parlamento autonómico sus «discrepancias de fondo» en materia soberanista, que llevaron a los socialistas a advertir de que permitir las consultas independentistas en la UE, como proponen los jeltzales, «dinamitaría» la Unión Europea, a lo que el PNV respondió acusándoles de crear «miedo» cuando no existen motivos para ello.

Las diferencias de ambos socios respecto al derecho a decidir, recogidas en el propio acuerdo de gobierno suscrito al principio de legislatura, volvieron a salir a la luz con motivo de la presentación en el Parlamento de Vitoria del documento 'Visión del Futuro de Europa', aprobado en marzo por el Ejecutivo.

El texto, de 33 páginas, fue aprobado por unanimidad en el seno del Consejo de Gobierno, con la excepción de tres puntos, que salieron adelante con la objeción de los tres consejeros del PSE. En estos tres puntos se alude a cuestiones como la conveniencia de aprobar una Directiva Europea de Claridad que permita celebrar consultas sobre el «estatus de soberanía» de las regiones que así lo deseen.

La secretaria general de Acción Exterior del Gobierno Vasco, Maite Elorza, presentó este pasado jueves el documento ante la Comisión de Asuntos Europeos del Parlamento autonómico y ayer negó en respuesta a las críticas del PP y del PSE, que con este documento se esté tratando de fomentar procesos de «secesión» en la Unión Europea.

El PSE, sin embargo, no lo ve así. El parlamentario socialista Txarli Prieto se mostró muy crítico con el texto, del que destacó que se aprobó con el «desacuerdo» de los consejeros socialistas. Además, advirtió de que en caso de llevarse a la práctica lo que se propone con las medidas para regular eventuales procesos independentistas, esto supondría «dinamitar» la UE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos