«La propuesta de Sánchez sobre un Estado plurinacional no es la solución para el encaje territorial»

Jokin Bildarratz (Portavoz del PNV en el Senado

Bildarratz asegura que el modelo de soberanías compartidas de la UE podría servir de base para consensuar un nuevo estatus en Euskadi

-Este jueves, Pedro Sánchez se reunirá en Vitoria con el lehendakari y con Andoni Ortuzar. ¿Qué le dice la apuesta de un Estado plurinacional que ha esbozado el secretario general del PSOE?

-Me recuerda a lo que el PSOE propuso en la Declaración de Granada sobre el federalismo. He estudiado a fondo esa propuesta, pero nunca la he entendido. La interpreté como el intento de dar una salida diferente a la que ofrecía el PP para Cataluña. Ahora, el tema de la plurinacionalidad me suena a algo parecido. En la primera etapa de Sánchez como secretario general, cuando se vio presionado por el PP sobre quién era más español, se envolvió en la bandera española. En el proceso que ha vivido Sánchez desde entonces, con dimisión y regreso a la dirección del PSOE incluidos, veo una nueva salida a algo que tampoco tiene muy claro qué es. Me parece un eslogan sin contenido para dar una alternativa al PP, pero creo que, en la base, el PP y el PSOE tienen la misma concepción de España.

-¿Es escéptico sobre que pueda ser una solución para los encajes territoriales de Euskadi o Cataluña?

-No tengo ninguna duda de que no es la solución. Sánchez ha criticado la falta de voluntad del PP para llegar a algún tipo de acuerdo con Cataluña, una postura que compartimos, pero veremos qué propuestas concretas hace. Pero tampoco creo que vayan a ser muy diferentes de las que pudiera hacer el PP.

-¿Los caminos que están siguiendo Euskadi y Cataluña están tan alejados como parece?

-Son realidades muy diferentes, pero también la historia nos ha tratado de una forma diferente. Nosotros venimos de 50 años de violencia y eso produce un cansancio social. A ello se ha unido una fuerte crisis económica, por lo que el objetivo del PNV ha sido mejorar la situación económica y huir de las tensiones. Además, en el Parlamento hay establecida una ponencia de autogobierno que debe promover un encuentro entre vascos, un acuerdo inclusivo que se construya desde la generosidad. Si somos capaces de llegar a esos acuerdos entre vascos, creo que no tendremos problemas para que sean refrendados por la sociedad vasca y aceptados por el Estado.

-¿El nuevo estatus vasco debería transitar siempre por una senda de bilateralidad?

-Nosotros ponemos en valor la bilateralidad y lo vamos a seguir haciendo. Si todos los partidos aplaudimos el proceso de integración de la UE, que se basa en la atribución de competencias, en la soberanía compartida, pues aquí también tenemos que conseguir algo parecido. Eso es compatible, por ejemplo, con reivindicar que Euskadi tenga un mayor protagonismo en la construcción europea. Pero la clave está en la soberanía compartida.

-¿Hay alguna posibilidad de evitar el choque de trenes entre Cataluña y el Estado antes del referéndum del 1 de octubre?

-En estos momentos, el acuerdo es muy complicado. Las posiciones están muy radicalizadas y veo difícil que la cosa se pueda encauzar. Pero el 1 de octubre tampoco es el final de nada, después vendrá el 2 de octubre y habrá que seguir buscando un acuerdo. Lo básico es que se produzca un diálogo sincero y un diagnóstico compartido, pero para eso hay que cambiar de mentalidad.

Fotos

Vídeos