Los presos de ETA esperan «un gran acuerdo político» que les ampare

Pancarta con la efigie del preso de ETA Kepa del Hoyo fallecido en la cárcel de Badajoz por un paro cardiaco.
Pancarta con la efigie del preso de ETA Kepa del Hoyo fallecido en la cárcel de Badajoz por un paro cardiaco. / EFE

Ven con buenos ojos que partidos y agentes sociales sigan la vía abierta por ELA y LAB para presionar al Gobierno y mejorar su situación. Seguirán explorando la vía legal aunque la muerte de Del Hoyo les obliga a apretar el discurso

JORGE SAINZ JORDISAINZ@DIARIOVASCO.COMSAN SEBASTIÁN.

El verano político ha sido ajetreado en las cárceles. Los presos de ETA cerraron el 30 de junio el curso aprobando por mayoría la nueva estrategia de explorar las vías legales para «vaciar las cárceles». No obstante, la muerte del recluso Kepa del Hoyo apenas un mes después, de un infarto en Badajoz, ha introducido un factor nuevo. El fallecimiento, que el colectivo EPPK enmarca en las consecuencias de la dispersión, no desviará a los internos de su camino. Pero sí provocará un reposicionamiento -ellos hablan de «lectura más severa de la situación»-, que consistirá en apretar el discurso contra el Gobierno español, al considerar que «no ha desactivado su violencia», y en acentuar determinadas reivindicaciones, según fuentes conocedoras del proceso. En este sentido, los presos de ETA esperan en este nuevo curso que la «movilización social» y «acuerdos amplios entre partidos, instituciones y sindicatos» amparen sus próximos pasos y sirvan para presionar al Ejecutivo central sobre la necesidad de una flexibilización de la política penitenciaria, según los medios consultados.

En ese sentido, los acontecimientos de este verano, principalmente los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils, tampoco han contribuido a allanar el terreno ni a favorecer posibles gestos gubernamentales con los presos enfermos. En las cárceles son conscientes, también, de que el gabinete de Mariano Rajoy va poner todos sus focos este mes de septiembre, exclusivamente, en el proceso independentista de Cataluña.

Presos

319
Número actual de integrantes del colectivo oficial EPPK.
Por países
2 presos en cárceles vascas, Aitzol Gogorza (Basauri) y Txus Martin Hernando (Zaballa).
246 reclusos en cárceles de España.
69 internos en prisiones de Francia, la cifra más baja en los últimos años.
2 en otros países, uno en Portugal y otra en Suiza.

Los reclusos tenían previsto comenzar este mismo mes a presentar los dossieres personales con su situación para tocar las puertas de los juzgados de vigilancia penitenciaria en demanda de beneficios. Lo harán asumiendo que los logros serían progresivos, y afectando primero a los miembros del grupo con menores condenas o con la mayor parte del castigo ya cumplido. En principio, la hoja de ruta se mantiene a la espera de ver cómo afecta en los ritmos la «reflexión» abierta por el EPPK tras la muerte de Del Hoyo, tal y como anunciaron en su último comunicado del 25 de agosto.

FACTOR NUEVO La muerte del preso en Badajoz llevará a los presos a acentuar su crítica a la política del Gobierno

CATALUÑA La matanza de Barcelona y el procés no favorecen que el Ejecutivo del PP analice la estrategia penitenciaria

El camino de ELA y LAB

En ese reciente pronunciamiento, los presos aluden a la «elaboración de una hoja de ruta por parte de agentes sociales y políticos» para una nueva política carcelaria. Éste es uno de los puntos claves que puede servir de 'percha' para los movimientos del EPPK en este arranque de curso. La necesidad de un acuerdo entre partidos y agentes sociales «transversal», que siga la vía abierta ya por los sindicatos ELA y LAB, es compartida por los internos. Esta es una línea de trabajo, además, que llevan meses desarrollando diversos grupos de apoyo a los reclusos como el Foro Social, la red ciudadana Sare o la propia asociación de familiares de reclusos, Etxerat.

Asimismo, los reclusos intensificarán su interpelación a las distintas instituciones. Uno de los puntos claves del comunicado de hace diez días fue la petición a los «mandatarios para que se pongan en contacto con la representación del colectivo». Una alusión interpretada como un llamamiento al Gobierno central a dialogar, aunque fuentes conocedoras de la situación precisan que esa interpelación va dirigida también a los gobiernos vasco y navarro, e incluso al francés, para que creen condiciones favorables para los reclusos, en línea con la petición realizada en primavera al lehendakari, Iñigo Urkullu, y la presidenta navarra, Uxue Barkos. En las prisiones se está estudiando, de hecho, el plan del jefe del Gobierno Vasco para acercar a los internos a cárceles ubicadas en un radio de 250 kilómetros de Euskadi. Una medida que no satisface las aspiraciones del colectivo ni de la izquierda aber-tzale, pero que se considera que puede ser un avance.

El problema es que el Ejecutivo central, ya de por sí reacio a abordar este tema, ha visto alterada su agenda en verano por la matanza en las Ramblas. Además, se va a dedicar este mes a perfilar su estrategia para frenar el referéndum independentista catalán del 1 de octubre. Hasta que no se aclare el panorama, parece difícil que pueda comenzar a estudiar pasos en política penitenciaria, pese a la insistencia del lehendakari.

En el PP, además, repiten como un mantra la necesidad de que ETA se «disuelva», como punto de inflexión para replantearse su posición. En este sentido, en las prisiones se vive con expectación el debate interno puesto ya en marcha por la banda para decidir su futuro. Una reflexión en la que participan numerosos reclusos, todos los condenados en su día por pertenencia a la organización armada. Quedan fuera los condenados por kale borroka o vinculación con grupos políticos de la izquierda abertzale. Se prevé que ETA apueste por dejar su sigla «inactiva», lo que supondría su disolución de facto. La mayoría se inclina por esa opción, que podría darse a conocer a principios de 2018, dado el pequeño retraso que acumula el proceso por razones técnicas. Es probable que a finales de septiembre, en vísperas del Gudari Eguna del día 27, la banda pueda dar alguna pista.

El refuerzo de Kalera!

El debate se está realizando con un alto grado de cohesión interna. En este sentido, en la izquierda aber-tzale están satisfechos con el desarrollo de la iniciativa Kalera!, patrocinada por Sortu y liderada, entre otros, por el histórico expreso Antton López Ruiz, 'Kubati'. Entienden que se ha logrado canalizar a través de esa dinámica las dudas de los presos ante la falta de avances y reforzar al colectivo frente a los pequeños grupos disidentes como ATA.

Otro de los retos de aquí a final de año será el de elegir definitivamente a los nuevos representantes del EPPK, que están siendo votados por los encarcelados. En principio puede haber algún nombre nuevo que coja peso en la interlocución, aunque es probable que históricos como Mikel Albisu, 'Mikel Antza', Marixol Iparragirre, 'Anboto', o Jon Olarra Guridi se mantengan en el equipo principal.

Más

Fotos

Vídeos