Los populares acusan a Rivera de «mezquino» por no ceder un diputado

A. A. MADRID.

Al margen de sus encontronazos habituales con el independentismo, el PP cargó ayer con dureza contra Ciudadanos. Entre los populares escuece, y mucho, que los liberales no les quieran prestar el diputado que les falta para formar un grupo parlamentario propio y, de paso, no tener que compartir el mixto nada menos que con la CUP.

Xavier García Albiol advirtió de que se corre el riesgo de que las fuerzas secesionistas gocen de mayoría absoluta en todas las comisiones de la Cámara catalana. El coordinador general nacional, Fernando Martínez-Maillo, añadió que «ceder un diputado al PP de Cataluña se traduce en tener más voces constitucionalistas en el Parlament, no hacerlo es darle mayor protagonismo al independentismo».

Las acusaciones del PP hacia Ciudadanos fueron desde la «poca generosidad» a la «mucha arrogancia» de este partido. El portavoz de la formación en el Congreso, Rafael Hernando, llegó a hablar de la «mezquindad» de Albert Rivera. El PP incluso difundió un vídeo en Twitter censurando la actitud de Ciudadanos, en el que recuerda que tras las elecciones generales, «gracias al PP», C's logró presidir tres comisiones en el Congreso, «igual que Podemos cuando estos les doblan en diputados».

Pero nada de lo dicho por los populares parece haber ablandado a los liberales. Inés Arrimadas ya zanjó el martes que no se cedería a nadie. La líder de Ciudadanos en Cataluña descartó «poner físicamente» a un diputado de su formación junto a los cuatro populares porque fue elegido en las elecciones del 21 de diciembre en nombre de su partido. Además, Arrimadas alegó que, con ese diputado de más, los populares cobrarían la subvención íntegra que corresponde a los grupos por la campaña electoral, un coste que iría a cargo de los ciudadanos y que cuantificó en «casi un millón de euros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos