La ponencia de autogobierno mantiene las diferencias sobre el preámbulo del nuevo estatus

Los jeltzales Joseba Egibar e Iñigo Iturrate acceden a la ponencia de autogobierno por detrás de los socialistas José Antonio Pastor, Susana Corcuera y Goria Sánchez/BLANCA CASTILLO
Los jeltzales Joseba Egibar e Iñigo Iturrate acceden a la ponencia de autogobierno por detrás de los socialistas José Antonio Pastor, Susana Corcuera y Goria Sánchez / BLANCA CASTILLO

EH Bildu es el único grupo que ha valorado como una aportación positiva la propuesta realizada por el PNV

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

La reunión que la ponencia de autogobierno ha mantenido este miércoles en el Parlamento Vasco no ha servido para que los grupos acerquen posturas en torno a las líneas maestras que deben regir el preámbulo del nuevo estatus político para Euskadi. Un día después de la tormenta generada por la propuesta que ha llevado el PNV a la ponencia, que despertó los recelos de Elkarrekin Podemos y el PSE, así como el rechazo frontal del PP, únicamente EH Bildu se ha mostrado dispuesto a profundizar en conceptos como la «bilateralidad» o el Estado «confederal» que defienden los jeltzales.

La ponencia de autogobierno se ha reunido este miércoles por la tarde por espacio de dos horas para tratar de avanzar en la redacción del preámbulo del texto que actualice el Estatuto de Gernika de 1979, el único de todas las comunidades autónomas que no se ha modificado hasta ahora. La cita se ha producido después de que este martes se conociera la propuesta del PNV, que evidenció la distancia en esta materia con su socio de gobierno, el PSE, al plantear una relación «bilateral» con el Estado.

Tras la reunión de la ponencia, el PNV ha optado por no hacer una valoración pública. EH Bildu ha realizado una interpretación positiva del encuentro porque ahora se está «un poco más cerca del estatus que necesita la sociedad vasca».Elkarrekin Podemos, sin embargo, ha advertido de que «propuestas maximalistas» como la del PNV podrían causar un «bloqueo», ya que dificultan un acuerdo que debe ser «amplio» y debe huir del juego de «mayorías sobre minorías».

El PSE, por su parte, ve factible mejorar el autogobierno «dentro de la legalidad y con seguridad jurídica», mientras que el PP ha calificado la propuesta del PNV como «la más radical de su historia» y ha considerado que responde a «la hoja de ruta marcada por ETA» en el comunicado de su disolución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos