La ponencia de autogobierno acumula un nuevo retraso al aplazar una semana su reunión

Joseba Egibar, ayer en el pleno de enmiendas a la totalidad del Presupuesto. / BLANCA CASTILLO
Joseba Egibar, ayer en el pleno de enmiendas a la totalidad del Presupuesto. / BLANCA CASTILLO

El PSE explica que pidió dejarla para al día 20 por problemas logísticos, pero EH Bildu ve «maniobras dilatorias para no abordar el derecho a decidir»

JORGE SAINZ SAN SEBASTIÁN.

La ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco sigue acumulando retraso. En esta ocasión, la siguiente reunión solo se retrasará una semana, de mañana al próximo día 20, pero sirvió para a EH Bildu para dar la voz de alarma y hablar de «maniobras dilatorias» para afrontar el debate sobre el derecho a decidir. Por el contrario, el PSE-EE, que fue quien pidió el retraso para que no coincidiera con la comisión de Hacienda y Presupuestos en la que se van a debatir las enmiendas parciales a las cuentas vascas, relativiza el aplazamiento y lo justifica por «causas logísticas». De hecho, el resto de grupos respaldó su petición.

Más allá de si el retraso es anecdótico o no, ya que al final la ponencia se reunirá dentro de solo siete días, la polémica evidencia las dificultades y recelos que, desde el inicio, rodean al grupo de trabajo para actualizar el autogobierno, en el que se atisban dificultades para fraguar consensos sobre el derecho a decidir. En ese sentido lo enmarcó ayer el parlamentario de EH Bildu Unai Urruzuno, que entiende que no es «ninguna razón de peso» que haya ese día esa comisión para retrasar la reunión de la ponencia y no ocultó su «preocupación». «Si hay verdadera voluntad por parte de los grupos de empezar a trabajar en la ponencia, alegar que hay una comisión para las enmiendas parciales no es de recibo», resumió Urruzuno, quien añadió que no quiere pensar que existan «maniobras dilatorias para afrontar un debate que se debe afrontar». Una sospecha que niegan los socialistas, que aseguran que su propuesta, que rechaza debatir el derecho a decidir en la ponencia, es ya conocida.

En la reunión aplazada al 20 los partidos entregarán sus nuevas propuestas en la ponencia, para contrastar y ver qué coincidencias existen de cara a pactar las bases. El grupo de trabajo debe decidir entonces el nuevo calendario para que de ahí salga un primer borrador.

EH Bildu y Elkarrekin Podemos se reúnen y difieren en el método del foro parlamentario

Contraste de propuestas

EH Bildu y Elkarrekin Podemos celebraron ayer un pequeño ensayo con una reunión en el Parlamento Vasco. Urruzuno insistió en que no comparten la metodología planteada por la formación morada de abrir dos mesas paralelas, una para la reforma del Estatuto y el blindaje de los derechos sociales y otra para el debate del derecho a decidir. Sin embargo, sí reconoció que existen «puntos de confluencia importantes» con Elkarrekin Podemos y el PNV de cara a un nuevo estatus vasco. «Estamos en un punto de partida que puede ser propicio para hacer un tránsito hacia un nuevo estatus», resumió el parlamentario abertzale.

Desde la formación morada, Lander Martínez constató que las divergencias con EH Bildu radican en la forma de abordar el trabajo en la ponencia, donde su partido plantea una doble vía, la vía de la reforma del Estatuto por un lado y el debate del derecho a decidir en paralelo. «Llevaremos esta propuesta a la próxima reunión del día 20», insistió Martínez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos