La ponencia de autogobierno se abre hoy fijando el método de debate

J. F. M. SAN SEBASTIÁN.

La ponencia de autogobierno, encargada de actualizar el estatus político de Euskadi, encara desde hoy una nueva fase en el Parlamento Vasco bajo la sombra de Cataluña. En esta primera sesión a celebrar en la Cámara de Vitoria se definirá la metodología del debate y el calendario de trabajo, que según las previsiones concluirá en 2019 con la aprobación, si procede, de una proposición de ley -redactada por un grupo de expertos- que después habrán de ratificar las Cortes y aspira a ser refrendada.

Las posiciones de los partidos son divergentes. El PNV aboga por lograr un «amplio consenso transversal» para establecer una «relación bilateral» con el Estado que reconozca el «derecho a decidir» de los vascos y de Euskadi «como nación», lo que conlleva su aceptación como «sujeto político». EH Bildu apuesta en cambio por abrir una vía «unilateral» para construir un Estado basado en la «soberanía plena» ya que «condicionar el nuevo estatus a un acuerdo con el Gobierno español supone renunciar al derecho a decidir».

Desde Elkarrekin Podemos plantean sacar el debate sobre el derecho a decidir fuera de la negociación estatutaria. Su gran objetivo es reforzar los derechos sociales en el nuevo Estatuto de Gernika y toman la Ley de Claridad aprobada para Quebec como modelo para encajar Euskadi en España.

El PSE-EE añade al refuerzo social una apuesta por «blindar» las competencias para evitar posibles intentos de «recentralización». Los socialistas insisten en que no aceptarán el derecho a decidir porque no encaja en el ordenamiento jurídico. Sí avalan el concepto de nación para Euskadi, pero sin reconocerla como sujeto político.

Por último, el PP defiende que el actual Estatuto no requiere de grandes retoques y que el encaje en España está ya definido, por lo que exigirán al PNV que aclare si quiere incluir el derecho a la independencia.

Fotos

Vídeos