El PNV lo pone como ejemplo de que «lo bilateral es posible»

M. V. SAN SEBASTIÁN.

La amplia delegación del PNV que se desplazó ayer al Congreso no podía ocultar su satisfacción al final del pleno que aprobó las nuevas leyes del Concierto y el Cupo. Tanto el consejero de Economía, Pedro Azpiazu, como el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, atendieron a los medios a las puertas de la Cámara baja. El líder del PNV destacó que los acuerdos con el Gobierno de Rajoy para encauzar ambas normas -que ayer pasaron por el pleno en lectura única y no se podían modificar- «demuestran que los procesos políticos de bilateralidad son posibles». Preguntado sobre si ese mensaje sobre la bilateralidad podía extenderse a las instituciones catalanas, Ortuzar puntualizó que el destinatario principal debería ser «el Estado español y no tanto Cataluña», ya que consideró que en Madrid es donde hay «más voces en contra» a la hora de abordar una salida pactada al conflicto catalán.

Pedro Azpiazu, por su parte, aseguró que la aprobación de las leyes del Concierto y el Cupo dará «la estabilidad necesaria» a las instituciones vascas. El lehendakari, Iñigo Urkullu, agradeció en las redes sociales el apoyo a ambas leyes y «la relación bilateral» que las sustenta.

El PP vasco tampoco quiso faltar a la cita del Congreso y estuvo representado por su secretaria general, Amaya Fernández, y sus portavoces en las Juntas, que se reunieron con el ministro Montoro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos