Martínez: «En Podemos nos queda madurar y hacer una cultura de partido»

«Ya no se ven tanto las diferencias de Vistalegre, aunque las heridas personales son más difíciles de cicatrizar»

E. L.

-Se cumplen seis meses de Vistalegre II. ¿Qué ha cambiado desde entonces en Podemos?

-Sobre todo que tenemos una nueva estructura. Pero seguimos en ello, fijando la nueva hoja de ruta política y organizativa. Porque cuando se lleva a cabo un cambio tan grande como el que se dio en la asamblea de Vistalegre II, hace falta tiempo para implementar todo aquello que hay que cambiar.

-¿Ha servido para conjugar la pluralidad que existe en el partido?

-Es verdad que somos un partido con orígenes muy diversos, pero así como antes de Vistalegre II se veían claramente las diferencias, ahora ya no tanto. No sé si por conjugar esa pluralidad de la organización o también porque la organización es más madura y entiende que cuando una opción gana unas primarias, es esa la opción que debe prevalecer. Y quien no lo acepte... Nosotros somos coherentes y seguimos los mandatos decididos en asamblea.

-¿Y ha logrado restañar heridas internas, muchas de ellas difíciles de cicatrizar?

-En cuanto a las heridas políticas, cuando alguien presenta unas ideas alternativas y pierde, esa herida se restaña en ese mismo momento, porque ya no existe discusión alguna en cuanto a líneas políticas. No ha ganado y ya está. Las heridas personales son más difíciles de cicatrizar. Pero es verdad que poco a poco se empiezan a ver más formas de trabajar mixtas, sobre todo en las políticas autonómicos y municipales.

-¿Ha habido una rebelión contra Pablo Iglesias por el nuevo régimen disciplinario del partido?

-Es un asunto muy complejo y no creo que nos corresponda a nosotros posicionarnos. Compete a la comisión de garantías.

-¿Llegará algún día a Podemos la paz interna después de tres años de continuos conflictos?

-Somos todavía un partido en construcción. Han pasado ya más de tres años pero seguimos en construcción. Todavía nos queda por hacer una cultura de partido. Y necesitamos madurar y comprender que cuando se forma parte de un colectivo hay que respetar sus ideas, nos gusten más o menos.

Fotos

Vídeos