Podemos busca un pacto a cuatro en el capítulo de competencias para el nuevo estatus

El partido que lidera Lander Martínez plantea llegar a un acuerdo amplio con PNV y EH Bildu, que incluya también a los socialistas

Elisa López
ELISA LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

Elkarrekin Podemos solicitó aparcar hasta la próxima semana la decisión sobre la propuesta de competencias que debería incluir el nuevo Estatuto para Euskadi. «Consideramos que lo deseable sería alcanzar un pacto a cuatro, junto a PNV, EH Bildu y PSE, para poder seguir avanzando en la redacción del nuevo estatus», aseguraron ayer fuentes del partido morado a este periódico. Es ya la segunda vez que se retrasa el posicionamiento sobre este capítulo, que estaba previsto para la pasada semana y que se prorrogó una más porque los grupos necesitaban más tiempo para analizarlo.

No es ningún secreto que la formación que lidera Lander Martínez aspira a lograr un acuerdo amplio que incluya también a los socialistas vascos. En este sentido, ambas formaciones apuestan por intentar llevar el debate del estatus al terreno social, y desde un primer momento coincidieron en plantear que la negociación en la ponencia de autogobierno se centre en los servicios públicos y no en las reivindicaciones nacionales vascas.

En el capítulo de competencias que la semana que viene se llevará a debate en el Parlamento Vasco, de cuya redacción se encargó el PNV, se reclama para el nuevo estatus las competencias relativas a la Seguridad Social y a la política penitenciaria, y la ejecución de las exclusivas del Estado.

«Solicitamos más tiempo para poder alcanzar un punto de consenso. Si en la negociación se llega a una síntesis, y si todas las partes ceden en algunos aspectos, sí se podría llegar a un pacto a cuatro. Por eso decidimos retrasar el debate», defienden desde Elkarrekin Podemos. Reconocen que el capítulo preliminar «no pudo ser» y apuntan a que el PNV y EH Bildu se sirvieron de su mayoría absoluta en la Cámara de Vitoria para aprobar las bases y principios del preámbulo que debe encabezar el nuevo estatus jurídico-político para Euskadi. Elkarrekin Podemos se desmarcó y su parlamentaria, Cristina Makazaga, insistió entonces en que no podían sumarse al acuerdo entre soberanistas porque el texto estaba «plagado de elementos identitarios». No obstante, ahora sí ven posible un acuerdo y confían en que en materia de competencias «no se escore hacia lo identitario». En cualquier caso, dirigentes podemitas mantienen un contacto permanente con los jeltzales.

Por otro lado, fuentes de EH Bildu expresaron su temor a que la posición de Elkarrekin Podemos pueda «cortocircuitar» un entendimiento entra las fuerzas nacionalistas. A juicio de la coalición independentista, la dirección del partido en Madrid «no permite» a los dirigentes en Euskadi mostrar su respaldo al derecho a decidir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos