'Plumillas' con mando

Traspasaron la línea que separa al periodista del político con naturalidad, pero confían en volver a las redacciones

La primera corbata de Ortuzar. El entonces redactor de Laboral, en su mesa de Deia. Le llamaban 'el obrerazo', pero tuvo que ir a una rueda de prensa con corbata y le sacaron la foto. En primer plano, el bote de cola que se usaba para pegar los teletipos.
La primera corbata de Ortuzar. El entonces redactor de Laboral, en su mesa de Deia. Le llamaban 'el obrerazo', pero tuvo que ir a una rueda de prensa con corbata y le sacaron la foto. En primer plano, el bote de cola que se usaba para pegar los teletipos.
ANA VOZMEDIANO

Un día dieron el salto y empezaron a responder en vez de a preguntar. Se confiesan devotos del periodismo, una profesión a la que no renuncian, pero los astros se han confabulado para que ejerzan como políticos. Ellos son Andoni Ortuzar, presidente del EBB; Maddalen Iriarte, portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco; Marisol Garmendia, diputada del PSE en la Diputación de Gipuzkoa, y Javier de Andrés, delegado del Gobierno en el País Vasco.

Hay otros periodistas vascos que también han cruzado la barrera como es el caso de Bingen Zupiria, actual consejero de Cultura en el Gobierno de Urkullu, o de Jasone Agirre, Gari Mujika y Marian Beitialarrangoitia, que ejercen diferentes cargos en las filas de EH Bildu.

Nuestros protagonistas aún piensan en el día en el que volverán a sentarse frente a un teclado, a sentir el vértigo del piloto rojo o de la página en blanco. De momento, los cuatro siguen en política.

Andoni Ortuzar | Presidente del EBB «Muchas mañanas siento nostalgia de la redacción»

Desde chavalín escribía bien y pasados esos primeros años en los que todo niño quiere ser bombero, decidió que él iba a ser periodista. Desde aquel inicio como corresponsal de dos minutos diarios en Radio Popular hasta encabezar el Euskadi Buru Batzar y ser líder de su partido, Andoni Ortuzar ha recorrido un largo camino. «Dar el salto a la política no fue tan complicado porque desde los trece años, en 1976, ya entré en EGI, las juventudes del PNV. Soy de los que piensan, además, que la línea entre ambos mundos es muy tenue». Una de las dos hijas de Ortuzar se ha decidido por la misma profesión que él, pese a que su padre, siguiendo la línea de tantos periodistas, le ha aconsejado que cursara otros estudios. «Eso sí, sus miras son muy diferentes a las mías, es otra forma de enfocar este oficio dirigida hacia el ocio o las nuevas formas de comunicación».

Pese a esos consejos de padre, Andoni Ortuzar volvería a hacer lo mismo. No descarta volver al periodismo pese a que cree que la profesión ha cambiado mucho. Tiene el mejor recuerdo de aquel joven que escribía bien y era curioso. Era un apasionado por la prensa libre que llegaba y empezó como corresponsal de la zona minera vizcaína -de la que procede- para el diario Deia.

«En aquel momento se abre EITB y muchos profesionales deciden irse a la radio y a la tele. Como Estepan Aldamiz, al que sustituyó en la sección de Laboral. Tres años después pasé a Política, hasta que la carrera se me bifurca en 1987 cuando el Gobierno Vasco decide crear Acción Exterior y entro en esa aventura. Vuelvo a retomar el periodismo en 1999 en la dirección de EITB, pero no es lo mismo que la vida en una redacción».

De esa redacción de la que se acuerda muchas mañanas cuando vive un día duro. «¡Con lo bien que se está escribiendo de otros! Yo pienso volver ¿eh? Creo que existe una cierta facilidad para hacerlo porque al revés que en otras profesiones, sobre todo las técnicas, en las que puedes perder conocimientos o habilidades, aquí te adaptas enseguida porque no lo olvidas nunca».

No cree que un periodista deba ser un tipo «asexuado políticamente», como no se le pide a «un informador deportivo que no sea de un equipo o de otro». «Otra cosa es la honestidad hacia su cliente... Eso es lo importante».

Maddalen Iriarte | Portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco «El periodismo es una forma de entender la vida»

Otra periodista que ahora da ruedas de prensa como portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, a Maddalen Iriarte, cree que el periodismo es una forma de vida, una profesión que impide bajar la persiana, una forma de entender las cosas. Estudió Derecho en San Sebastián, pero empezó a trabajar en Radio Popular antes de pensar en la abogacía. Programas infantiles y deportivos, fiestas de los pueblos... «Hice una oposición y entré en ETB donde me pusieron enseguida delante de la cámara, ya en informativos. Los planetas se juntaron, todo coincidió y yo estaba encantada».

Iriarte, que ha pasado de entrevistadora a entrevistada, tampoco descarta volver a esa profesión que considera una forma de entender la vida. Sintió, eso sí, que tenía un trabajo que hacer en el mundo de la política en pleno desprestigio del sector. «Yo pensaba que podía, como ciudadana, aportar mi experiencia diaria, imprimir algo nuevo. Arnaldo Otegi me lo pidió y acepté. Es un campo que domino y que no me es extraño. Le he puesto ilusión, una sonrisa, y trato de tender manos. Intento hacer este trabajo con profesionalidad, como lo hice durante mis treinta años en ETB, donde creo que me gané el respeto de todas las fuerzas políticas por mi pelea para ver qué era noticia y qué no».

Marisol Garmendia | Diputada foral «Es más difícil que nos vendan motos»

Andoni Ortuzar fue el director general de EITB cuando Maddalen Iriarte peleaba con los informativos y coincidió también, esta vez en Deia, con Marisol Garmendia, otra periodista dedicada a la política, independiente durante años en las listas del que fuera alcalde del PSE-EE en San Sebastián, Odón Elorza. En la actualidad es diputada por este partido en el Gobierno foral de Gipuzkoa.

Garmendia hizo periodismo porque le gustaba escribir, conocer la realidad y poder contarla. Empezó en tercero de carrera a hacer prácticas en Deia, se sacó el EGA y comenzó a trabajar allí una vez concluidos sus estudios. La información local y foral era lo suyo con Imanol Murua o Eli Galdos como diputados generales, y cubrió todo lo que rodeó al proyecto y la obra de la autovía de Leizaran. Posteriormente, Garmendia pasó por distintos gabinetes de prensa y formó parte de la redacción de Zabalik.

«Me llamó Odón para que fuera su asesora. Empecé a trabajar con él en lo que fue un reto bonito, estar al otro lado, contribuir en las decisiones del alcalde y de su equipo».

Tampoco le costó dar el salto que la convertiría más tarde en concejal y después en diputada foral. «Creo que los periodistas que nos dedicamos a la política tenemos una visión más pegada a la realidad que personas de otras profesiones. Comprendemos mejor la realidad, nos sirven cinco minutos para afrontarla y sabemos escuchar, llegar a consensos y ser conciliadores. Hay otra cosa importante, no es fácil que nos vendan motos. Yo siempre, por si acaso, pregunto primero».

Ortuzar echa de menos la profesión muchas mañanas. Garmendia, a compañeros con los que compartió el apelativo de 'La Canalla' y escribir. «Volvería a ejercer sin problemas. No estoy aquí para siempre, la política tiene un principio y un fin, y tengo una profesión a la que volver. Es verdad, de todas formas, que ser periodista y ejercer de político no ha estado bien visto, sobre todo si perteneces a un partido no nacionalista. La vuelta no es fácil».

Javier de Andrés | Delegado del Gobierno en el País Vasco «La propia carrera es ideal para un político»

Este licenciado en Ciencias de la Información que estudió en Leioa guarda recuerdos de profesores como Pako Letamendia, 'Ortzi', que le puso matrícula de honor en Historia del Pensamiento Político. Es Javier de Andrés, el actual delegado del Gobierno en el País Vasco, que no consigue encontrar una foto de cuando ejercía su actividad profesional en Radio Vitoria, pero sí tiene guardada en su casa la grabación de una entrevista que le hizo a Manuel Vázquez Montalbán.

En el cargo desde 2016, prefiere calificarse como licenciado en Ciencias de la Información, porque aunque le guste escribir, lo suyo es la comunicación gráfica y la radio. Estuvo en Radio Vitoria y colaboró con la revista Udala de Eudel, así como en la Gaceta de Vitoria. Pero el trabajo no estaba fácil y creó una empresa de comunicación, y pronto entró en prensa del PP y después fue jefe de comunicación de la Diputación de Álava. El entonces diputado general Ramón Rabanera le ofreció un cargo plenamente político, ser diputado foral, pero se negó hasta que una crisis dentro del Ejecutivo alavés le llevó a dar el salto definitivo y convertirse en diputado de Obras Públicas.

«Después las cosas han ido poco a poco. En 2007 Alfonso Alonso me eligió como cabeza de lista y aunque ganamos, no gobernamos. De todas formas, y aunque es cierto que la incorporación de los periodistas a la política es relativamente reciente, creo que nuestra carrera está pensada para dedicarse a la política. Sabes qué interesa a la sociedad, tienes una formación muy global sobre economía, historia o derecho, no te limitas a una sola especialidad como puede ser el derecho administrativo, por ejemplo». Ironiza diciendo que la primera en incorporarse a la primera línea de la política fue Letizia Ortiz, actual reina española.

Así, todos los partidos vascos tienen a algún periodista en sus filas, salvo en Podemos Euskadi. «No hay ninguno entre nosotros», explican desde la formación morada. Como anécdota, su responsable de prensa, Aitor Iturriza, figura en internet como profesional del cine.

Fotos

Vídeos